LOS ENCUENTROS AFECTIVOS: UN ESPACIO PARA APREHENDER A SOLUCIONAR CONFLICTOS AFECTIVOS (Relato # 12)

126

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, la mayor parte del tiempo estamos resolviendo problemas, o al menos intentando darle solución. Cuando somos hábiles para resolver problemas experimentamos una gran satisfacción, sin embargo, hay ciertos problemas que no atendidos a tiempo, tienen el potencial de salirse de las manos, agravarse y convertirse en verdaderos dolores de cabeza, en auténticos Conflictos Afectivos.

Yo por ejemplo pierdo la tranquilidad cuando tengo algún conflicto con mi Luz. Si algo está fallando en nuestra relación no puedo concentrarme en otra cosa. Mi mente se centra en encontrar la solución, que como siempre, es una solución construida entre los dos. No negamos el conflicto, ni lo solucionamos arbitrariamente, si algo nos está inquietando nos sentamos y lo conversamos.

Pero esto no siempre ha sido así. En el tiempo que llevamos juntos hemos ido aprehendiendo a conciliar nuestras diferencias, de forma cada vez mas pacifica. No quiere esto decir que no se presenten momentos de efervescencia y calor. Sin embargo, si algo hemos aprehendido desde que estamos inmersos en la exploración del Mundo Afectivo y por ende en el ejercicio del Oficio de la Formación Afectiva, es justamente a encontrar soluciones. Siempre hay una solución, o mejor, siempre se puede construir una solución.

La materia prima con la cual se construye esa solución a un Conflicto Afectivo es muy clara: Voluntad, Conocimiento y Práctica.

La Voluntad es clave porque con altas dosis de ella, ablandamos nuestro corazón, un corazón que en no pocas ocasiones es endurecido por el orgullo, la soberbia, el autoengaño, la presunción ciega de quien se cree poseedor absoluto de la razón, de quien se cree ingenuamente con el derecho de imponer una solución.

Cuando el corazón esta blandito está más dispuesto a aprehender y con ello, apropiarse del segundo ingrediente para construir una solución a un conflicto: el Conocimiento, en este caso, el conocimiento sobre las Habilidades Afectivas necesarias para solucionar y prevenir Conflictos Afectivos.

Pero… a la Voluntad y al Conocimiento hay que sumarle la necesaria Práctica. Sin Práctica no hay aprehendizaje, y sin aprehendizaje no hay transformación de nuestra realidad.

Cuando no aprehendemos a solucionar nuestros Conflictos Afectivos corremos el riesgo de quedar atrapados en dolorosos círculos viciosos, tan intensos y sobre todo tan abrumadores, que llegamos a sentirnos sin fuerza para enfrentarlos. Por tal razón, en la mayoría de los casos se apela a un poder sobrenatural para que nos saque del lio existencial en el que nos hemos metido.

Gracias a la Formación Afectiva he podido comprehender que por acción u omisión es uno mismo el que se mete en un conflicto, por lo tanto, también es un mismo el que debe dar el primer paso para empezar a solucionarlo.

Así las cosas, lo primero que debemos reconocer es que para solucionar nuestros Conflictos Afectivos, necesitamos del otro y de los otros, en pocas palabras, necesitamos de la Comunidad. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla, en la Comunidad está el conocimiento, y sobre todo porque en la Comunidad es posible la práctica.

La Práctica constante con otros individuos que están en la misma tónica es lo que va configurando la Estructura, es la que hace que se vaya consolidando el aprehendizaje.

Todo lo anterior para comunicarte una noticia: como Formadores Afectivos hemos comprehendido que una solución estructural e integral para hacerle frente a los conflictos afectivos de la existencia, es experimentar un genuino Sentido de Comunidad que nos brinde Estructura y nos ayude a comprehender el Significado de esos conflictos, sus orígenes y soluciones.

Por tal razón, hemos creado el que consideramos el espacio central de la Comunidad Formativa El Taller, por fin y después de tanto dar vueltas, han nacido los ENCUENTROS AFECTIVOS.

El ENCUENTRO AFECTIVO, como su nombre lo indica, es una espacio de encuentro semanal con el que pretendemos suministrar esa necesaria dosis de Comunidad, de encuentro consigo mismo, con el otro y con un grupo interesado en construir Vínculos Afectivos que sean fuente de afectos positivos, nutritivos y enriquecedores.

Además de la Comunidad, en estos ENCUENTROS AFECTIVOS ofrecemos la dosis de Estructura representada en este caso en las enseñanzas de las Habilidades Afectivas necesarias para solucionar conflictos y construir Vínculos Afectivos sanos.

La Comunidad, es decir, la interacción constante con sanos vínculos afectivos, mas la Estructura, es decir el aprehendizaje de Habilidades Afectivas, son las bases del Significado o Sentido que ofrecemos en la Comunidad Formativa El Taller.

El Significado entonces es nuestra Forma de Vida, es lo que le da sentido a nuestra existencia. Es la Formación Afectiva Intrapersonal (de nosotros mismos) Interpersonal (de nuestros vínculos afectivos mas cercanos) y Sociogrupal (de aquellas personas que formamos en el marco de la Comunidad Formativa El Taller)

Comunidad, Estructura y Significado son las Necesidades Afectivas por excelencia de nosotros los seres humanos. Los Formadores Afectivos hemos comprehendido que la insatisfacción de estas necesidades o la satisfacción a medias, es la que da origen al surgimiento de dolorosos y crónicos Conflictos Afectivos, ya sea consigo mismo, con la pareja o con la familia.

Comunidad, Estructura y Significado, este es el remedio que ofrecemos los Formadores Afectivos en la Comunidad Formativa El Taller.

Así las cosas, este es el remedio que empezaremos a suministrar en los ENCUENTROS AFECTIVOS que llevaremos a cabo todos los sábados  a las 2pm en la biblioteca Virgilio Barco a partir del sábado 13 de abril.

Será un encuentro en el que escucharemos historias de vida, testimonios, haremos lecturas, aprehenderemos sobre las Habilidades Afectivas, jugaremos, haremos ejercicios de reflexión, estimularemos nuestros sentidos, compartiremos en Comunidad un pequeño y nutritivo alimento para nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra conciencia.

Una nota final

En este proceso de descubrimiento de nuestra identidad y nuestra vocación, durante mucho tiempo creímos que nuestra Causa era la Formación Afectiva, pero nos hemos dado cuenta que realmente este Oficio es un medio para un fin. Nuestra verdadera Causa es combatir la Pobreza Afectiva, que tiene su origen en el analfabetismo afectivo, cuyas raíces más profundas están en la ausencia de la Formación en el Sistema Educativo y en la crisis de las instituciones formativas por excelencia: la comunidad, la familia extensa y la familia nuclear.[1]

[1] Miguel De Zubiria “Formar, no solo educar”. ABC de Pedagogia Conceptual.

About these ads
Categorías: ENCUENTROS AFECTIVOS | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “LOS ENCUENTROS AFECTIVOS: UN ESPACIO PARA APREHENDER A SOLUCIONAR CONFLICTOS AFECTIVOS (Relato # 12)

  1. Pingback: NACI COMO EDUARDO ANDRÉS GRANADA BECERRA Y MORIRÉ COMO ANDRÉS PAZ PAREJA | LUZ ADRIANA TIRADO VELANDIA Y ANDRÉS PAZ PAREJA

  2. Pingback: LAS BITACORAS DE UN FORMADOR AFECTIVO | LUZ ADRIANA TIRADO VELANDIA Y ANDRÉS PAZ PAREJA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 199 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: