EL AUTOCONOCIMIENTO: LA MEJOR ESTRATEGIA PARA DESCUBRIR NUESTRO CAMINO (Relato # 19)

EL AUTOCONOCIMIENTO

 

“Conoce al enemigo y conócete a ti mismo, y podrás luchar en centenares de batallas sin miedo a la derrota.

Si ignoras tanto al enemigo como a ti mismo, puedes estar seguro de que perderás todas las batallas”

Sun Tzu

Después de la introducción a esta línea de reflexión a partir de las Bitácoras, doy comienzo formal con la primera de ellas. Me llama mucho la atención que sea como una especie de declaración premonitoria del viaje que íbamos a emprender Luz Adriana y yo.

Inauguré esas Bitácoras diciendo:

“La meta de una persona es encontrar su camino. La gran mayoría desconoce esto, otro tanto nunca lo encuentra.”

Leo esta frase una y otra vez y no puedo dejar de pensar que la forma de encontrar el camino propio es por medio del Autoconocimiento. Conocerse es un trabajo arduo. Requiere –como toda Habilidad Afectiva– Voluntad, herramientas y practica, mucha practica.

Conócete a Ti Mismo”. Recomendaba el antiguo Oráculo de Delfos. Al respecto me surgen varias inquietudes: ¿Qué implicaciones personales, familiares, comunitarias y sociales tendrá que la práctica del Autoconocimiento se convierta en parte de la cotidianidad? ¿Qué pasaría si en el Sistema Educativo se incluyera esta práctica como el núcleo de la formación humana? ¿Amenazaría esto el statu quo? ¿A quién le conviene y a quién no le conviene que las personas desde pequeñas aprehendamos a conocernos?

Conocerse va mas allá de tomar conciencia de cuáles son nuestras cualidades y nuestros defectos. Conocerse implica aprehender que somos seres biológicos, psicológicos y socioculturales. Es comprehender cómo nos configuran esas tres fuerzas.

Conocerse no es decir: “Yo soy fulano de tal, y hago esto o hago lo otro”. Conocerse es plantearse la eterna pregunta: ¿De dónde vengo? ¿Cuáles son mis orígenes como especie, como Tribu Familiar, como grupo social, como individuo? Conocerse no es solamente saber ¿Quién soy? Sino también, ¿Por qué soy como soy?

Y estas preguntas inevitablemente lo llevan a uno a preguntarse ¿Cuál es el sentido de mi existencia? Siento que esta pregunta en particular es como tocar la puerta del descubrimiento de nuestro propio camino en esta vida.

BudaSobre el Autoconocimiento hay mucha tela de donde cortar. Vista esta práctica desde la Formación Afectiva, es una buena manera de encontrarse consigo mismo. Esta reflexión que estás leyendo por ejemplo, es también un ejercicio de Autoconocimiento. Es para mí un ritual. De hecho, gracias al Autoconocimiento logré encontrar mi camino. Gracias al cultivo de esta Habilidad Afectiva, encontré el camino de la Formación Afectiva.

De modo que no basta con decir ¡Conócete!!! Hay que aprehender a hacerlo. ¿Y donde se puede aprehender? Bien, te ofrecemos un lugar:

Biblioteca Virgilio Barco todos los sábados a las 2pm. En este lugar y a esta hora tenemos nuestros Encuentros Afectivos. Un encuentro contigo mismo, con otros que estamos en la misma tónica y con la Comunidad. Reunirse con otras personas que están en la misma búsqueda es una poderosa forma de practicar el Autoconocimiento que como ya lo sabes, es la mejor estrategia para descubrir nuestro camino.

¿Te apetece?

Luz Adriana y Andrés

Formadores Afectivos

Comunidad Formativa El Taller

Categorías: AUTOCONOCIMIENTO, BITACORAS, HABILIDADES AFECTIVAS | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: