ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA

 
 

¿QUÉ NECESITAMOS PARA VIVIR UNA VIDA CON PLENO SENTIDO? (Relato # 14)

NECESIDADES AFECTIVAS 2

Los seres humanos asistimos al encuentro con la vida pletóricos de todo tipo de necesidades. Muchas de ellas artificiales y creadas por la cultura en la que crecemos para calmar la ansiedad por el status. Otras en cambio resultan cruciales para la supervivencia como el alimento, el techo, el abrigo. Y otras resultan determinantes, fundamentales para llevar una Vida con Pleno Sentido, como lo son las Necesidades Afectivas de Comunidad, Estructura y Significado.

La satisfacción adecuada de nuestras Necesidades Afectivas (Comunidad, Estructura, Significado)  nos permite protegernos contra tres crueles y silenciosos virus afectivos que irrumpen cada vez con más fuerza en nuestro Mundo Afectivo;  la Soledad, la Depresión y el Suicidio.

Esta es la primera de doce enseñanzas que  estamos desarrollando en el marco de la Escuela Taller de Formación Afectiva, que abrió nuestra Comunidad Formativa El Taller. Dada su relevancia, ahora queremos compartirlas contigo por este medio de forma básica y breve. Continúa adelante con la lectura y descubre qué necesitamos los seres humanos para que nuestra vida tenga Pleno Sentido. ¡Buen provecho!

¿PARA QUÉ NOS  SIRVE  TENER UN GENUINO SENTIDO DE COMUNIDAD? 

Contar con un auténtico Sentido de Comunidad nos permite obtener por lo menos  cuatro determinantes beneficios para nuestra vida:

  1. Sentirnos más Seguros
  2. Llevar una Vida de Compromiso
  3. Incrementar nuestros Recursos
  4. Combatir la Soledad

La Seguridad que proporciona la Vida en Comunidad nos permite sentirnos acompañados, apoyados, protegidos, aceptados. Vivir en Comunidad Se constituye en la mejor forma de protegernos contra los despiadados depredadores, que buscan la vulnerabilidad del solitario para explotar, parasitar y aniquilar. Asimismo, de la confianza y seguridad que experimentemos en el entorno grupal del que hacemos parte, dependerá en gran medida la confianza y seguridad que lleguemos a tener en nosotros mismos. Y es esta seguridad en nosotros mismos, la que nos dispone para asumir la responsabilidad de llevar una Vida de Compromiso.

El Compromiso para Construir y mantener una Vida Creadora, es un deber que logramos cumplir gracias a la Vida en Comunidad. La influencia que ejerce sobre nuestro comportamiento el grupo, nos obliga a ser coherentes, a comprometernos con nosotros mismos para practicar hábitos que favorezcan el desarrollo de las Habilidades Afectivas, necesarias para tener un satisfactorio desempeño en la interacción con cada uno de nuestros vínculos (pareja, trabajo, crianza, familia, amigos, grupos, sociedad, naturaleza, si mismo) y así,  construir nuestra Autonomía AfectivaIntelectual y Material. Apoyarnos en la Comunidad para llevar una vida Constructiva y Creativa se convierte a su vez, en la mejor estrategia para incrementar nuestros Recursos Vitales.

Tenemos más posibilidades de incrementar nuestros Recursos Vitales, cuando contamos con el apoyo de la Comunidad. Al estar en grupo conocemos personas con afinidad a nuestras creencias, afectos y prácticas,  lo que posibilita  la construcción de nuevos vínculos y experiencias nutritivas (Recursos Afectivos). La interacción permanente con estos vínculos siempre será fuente de nuevos y relevantes conocimientos (Recursos Intelectuales). La profundización  de estos vínculos y las prácticas cooperativas, permiten que se generen ideas y proyectos compartidos, fuente de ingresos económicos (Recursos Materiales). De igual forma, la posibilidad de incrementar nuestros Recursos Vitales gracias a contar con un Sentido de Comunidad, se convierte también en la mejor forma de combatir la Soledad.

La Soledad es un estado en el que nadie quisiera estar voluntariamente. Debido a nuestra naturaleza social necesitamos de la compañía de los demás, de la interacción con los demás para compartir nuestra realidad. Cuando nos hallamos en medio de la Soledad no buscada, la angustia y el desasosiego se apoderan de nuestro sentir. Cuando no logramos satisfacer el deseo natural de mantenernos vinculados afectivamente, caemos fácilmente en la desesperación, en la desolación; por esto, contar con un genuino Sentido de Comunidad se convierte en el mejor antídoto contra la Soledad.

¿PARA QUÉ NOS SIRVE  TENER UNA CLARA ESTRUCTURA DE VIDA? 

Contar con una clara Estructura de Vida nos permite obtener por lo menos  cuatro primordiales beneficios para nuestro diario vivir:

  1. Claridad sobre Qué Hacer.
  2. Claridad sobre Por Qué Hacer algo determinado.
  3. Claridad sobre Cómo Hacer algo determinado.
  4. Evitar la Depresión

Tener claridad acerca de Qué Hacer  para interactuar satisfactoriamente con cada uno de nuestros vínculos (pareja, trabajo, crianza, familia, amigos, grupos, sociedad, naturaleza, si mismo) nos permite salir de la Desorientación Existencial, en la que con frecuencia caemos cuando no tenemos certeza acerca del rumbo que debemos darle a nuestra vida. Un genuino Sentido de Comunidad nos ayuda a Orientar nuestra existencia, mediante una Estructura que nos indica Qué Hacer en cada uno de nuestros roles.

Una vez tenemos claridad acerca de lo que tenemos que hacer, es necesario conocer  el Por qué. Una sólida Estructura nos deja ver claramente el Por Qué debemos hacerlo, esto es, saber con certeza las razones por las cuales un modo de actuar determinado nos va a beneficiar a nosotros y a nuestro entorno. Así surge la motivación intrínseca y la Voluntad necesaria para querer hacer.  Lo que resta es saber  Cómo Hacerlo.

Muchas veces creemos saber Qué tenemos que hacer y Por Qué, sin embargo, nos abstenemos de llevarlo a la práctica porque sencillamente no sabemos Cómo Hacerlo y esto limita nuestro accionar. Para esto sirve la Estructura que nos brinda la Comunidad; para mostrarnos cómo podemos desarrollar los hábitos y las habilidades necesarias que nos permiten salir victoriosos en el juego de la vida. La Comunidad nos enseña Cómo Hacer lo que debemos hacer y ejerce presión sana para que logremos llevar la enseñanza a la práctica. En otras palabras, la Comunidad nos ayuda a Ser.  Esto a su vez, se constituye en una sana forma de evitar la temible Depresión.

El indeseable estado de Depresión que suele surgir cuando nos sentimos impotentes, desesperanzados, preocupados, ansiosos, desorientados  frente a las circunstancias que estamos viviendo; se puede contrarrestar perfectamente cuando contamos con una clara Estructura que nos oriente. Si tenemos claro  Qué Hacer ante una situación determinada, si tenemos clara las razones por las cuales debemos hacerlo, es decir un Por Qué y si tenemos claro Cómo podemos llevarlo a la práctica; necesariamente nuestra existencia se mantiene orientada, podemos vislumbrar claramente el camino a recorrer y esto nos llena de regocijo  y sosiego. Luego entonces, una clara y sólida Estructura se convierte en el mejor antídoto contra la Depresión.

¿PARA QUÉ NOS SIRVE TENER UN SIGNIFICADO DE VIDA?

Tener claro el Significado de nuestra existencia nos permite obtener por lo menos cuatro trascendentales beneficios:

  1. Encontrar el Propósito de nuestra vida
  2. Procurarnos un Aporte Personal
  3. Permitirnos hacer un Aporte Social
  4. Prevenir el Suicidio

Encontrar el Propósito de nuestra vida depende en gran medida de haber logrado comprehender qué significa la vida, qué significa nuestra vida, qué significa vivir, qué significa vivir con Bien-Estar y cómo podemos hacerlo. Una Estructurada Vida en Comunidad nos ayuda a encontrar el Significado real de nuestra vida. Si nuestra vida deja de ser una incógnita desprovista de significado, tenemos la posibilidad de  tomar el control para identificar y elegir el Propósito de nuestra particular existencia. Es decir, conocer el Significado nos permite vivir en pro de un Propósito. Y vivir en pro de un Propósito Vital  nos permite automotivarnos para mejorar el desempeño en  nuestros roles, empezando por los principales de la adultez (pareja, crianza, trabajo). Este es el primer paso para aportarnos a nosotros mismos Bien-Estar, y así, procurarnos un  Aporte Personal.

Nos procuramos un Aporte Personal al mantener encausada nuestra existencia hacia la construcción de vínculos que sean fuente de gratificación y Bien-Estar. Por ejemplo: lograr construir y mantener un saludable vínculo de pareja;  practicar una Crianza Formativa que nos permita construir un satisfactorio vínculo con nuestros hijos; conocernos lo suficiente para tener claro qué nos apasiona, qué es lo que mejor hacemos, identificar nuestro Talento y encontrar la forma de trabajar a partir de nuestro Talento; aprender a elegir acertadamente de quien rodearnos, con quien construir vínculos de amistad; vincularnos a grupos que contribuyan con la construcción de nuestra Autonomía, que alimenten nuestra mente con afectos, creencias y prácticas constructivas, creadoras; mantener una relación satisfactoria con nosotros mismos. Este tipo de Aporte Personal nos beneficia a nosotros y a nuestro entorno, permitiéndonos hacer un Aporte Social.

El Aporte Personal que hacemos al esforzarnos por construir sanos y sólidos vínculos, se convierte a su vez, en el mejor   Aporte Social  que podemos hacer.  De esta forma contribuimos con el Desarrollo Afectivo de nuestra sociedad; construyendo una sana y fructífera relación de pareja, trabajando a partir de nuestro talento, formando hijos  cooperadores, altruistas, con criterio, hábiles para amar y trabajar, talentosos que con su saber y hacer contribuyan con el avance social. Si construimos familias sanas, tendremos una sociedad más apta para vivir y convivir. Bien podría ser esta la forma idónea de hacerle frente a uno de los tantos flagelos que amenazan nuestra tranquilidad el Suicidio.

De la habilidad que logremos desarrollar  para vincularnos afectivamente;  para construir vínculos que sean fuente de satisfacción y Bien-estar, depende el grado de Fortaleza Afectiva que tengamos para sortear los desafíos del diario vivir. Son estos vínculos los que nos acompañan y apoyan para evitar que nuestros afectos y pensamientos se intoxiquen con ideas o acciones autodestructivas, tales como el Suicidio.

En síntesis la Comunidad, la Estructura y el Significado nos proporcionan Pleno Sentido de Vida. Y una Vida con Pleno Sentido no sufre de Soledad porque a aprehendido a construir vínculos que le aportan apoyo y compañía permanente; una Vida con Pleno Sentido no sufre de Depresión  porque cuenta con una clara Estructura que le permite saber Qué HacerPor qué Hacer algo determinado y Cómo Hacerlo; una Vida con Pleno Sentido no contempla la posibilidad de extinguirse antes de tiempo porque su vida tiene mucho Significado, porque conoce claramente el Propósito de su existencia, porque su vida es una vida que permite aportar al mejoramiento de si mismo y de su entorno.

Sinceramente esperamos que el contenido aquí compartido te haya sido útil, te haya permitido encontrar respuestas, preguntas, caminos, ideas o algo que le aporte a tu existencia, pues este es nuestro propósito.

Ahora bien, si deseas profundizar, aprehender más sobre este y otros temas relevantes de tu Mundo Afectivo, te contamos que tenemos un espacio dedicado especialmente para esto. Es un espacio para compartir, aprehender y entretenernos mientras nos formamos. Esto lo hacemos porque somos conscientes que estas enseñanzas en el papel suenan y se ven muy bien, no obstante, el desafío está en contar con la Voluntad para llevarlas a la Práctica, sólo así experimentaremos una verdadera transformación personal, familiar, comunitaria y social.

Como ya lo vimos antes, necesitamos de la Comunidad para llevar la enseñanza a la Práctica y este es uno de los propósitos del espacio que denominamos <<ENCUENTROS AFECTIVOS>>. Son todos los sábados a las 2:00 de la tarde  en la Biblioteca Virgilio Barco. Durante dos horas viajaremos al Mundo Afectivo y enriqueceremos nuestra vida con vínculos, conocimiento, y prácticas constructivas. ¡Allí nos vemos! será un verdadero gusto poderte conocer personalmente y compartir contigo. Hasta pronto.

Categorías: CRIANZA FORMATIVA, ENCUENTROS AFECTIVOS, ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario
 
 

ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA (Relato # 4)

 

126

Hacemos lo que hacemos a partir de lo que Somos y Sabemos. ¿Qué es lo que Somos? Formadores Afectivos con una Personalidad Formativa. ¿Qué es lo que sabemos? Hemos diseñado un Sistema de Formación Afectiva para Aprehender a Vivir y Convivir con Tranquilidad.

Con una personalidad, una identidad y un conocimiento como materia prima, le hemos dado vida a nuestra primera Institución Formativa: la Escuela-Taller de Formación Afectiva. Esto es lo que hacemos y con este relato presentamos oficialmente nuestros Talleres de Orientación, Divulgación y Formación Afectiva para Aprehender a Vivir y Convivir con Tranquilidad.

Como estamos en la etapa introductoria, en esta oportunidad solo enunciaremos el nombre de cada Taller y su respectivo propósito. En relatos posteriores iremos explicando con detalle el por qué, cómo y qué de cada uno de los Talleres. Además, mostraremos y narraremos lo hecho y aprehendido en cada Taller.

Taller # 1

¿Cómo aprehender a solucionar Conflictos Afectivos: con tu pareja, con tus hijos y contigo mismo?

El propósito de este Taller es facilitar un espacio en el que los participantes puedan expresar su sentir y con la Orientación de dos Formadores Afectivos, puedan comprehender el Conflicto Afectivo por el cual están atravesando, para con ello, empezar a construir posibles alternativas de solución.

Taller # 2

¿Cómo aprehender a construir una Relación de Pareja que nos permita Vivir y Convivir con Tranquilidad?

El primer paso para construir una relación de pareja que sea fuente de gratificación y por lo tanto nos permita Vivir y Convivir con Tranquilidad, es tener la férrea voluntad de aprehender como funciona este asunto del emparejamiento humano. El segundo paso es comprehender los elementos que constituyen el Mundo de la Pareja, y el tercero es poner en práctica los conocimientos adquiridos.

El propósito de este Taller entonces es introducir a los interesados (tengan pareja o no) en un tema que resulta determinante para nuestras vidas, de hecho, aprehender sobre el emparejamiento es quizá el conocimiento más crucial para aprehender a Vivir y Convivir con Tranquilidad. De modo que, la gratificación en una relación de pareja no es cuestión de buena o mala suerte, sino de saber o no saber construir el vinculo, empezando, claro está, por la elección de ese co-equipero para construir.

Taller # 3

¿Cómo aprehender a Formar a nuestros hijos para que aprehendan a Vivir y Convivir con Tranquilidad?

Este Taller está dirigido a madres y padres conscientes de la importancia que tiene para el futuro de nuestros hijos el hecho de que asumamos con decisión y responsabilidad nuestro rol de Formadores suyos. Nuestro Deber como sus tutores afectivos es aprehender a crearle a nuestros hijos un ambiente afectivamente saludable, y prepararlos para su vida adulta. Por tal motivo, el propósito de este Taller es  aprehender a conocer a nuestros hijos, a interactuar con ellos, en una palabra, a crear la Conexión Afectiva necesaria para que puedan crecer y desarrolllar las habilidades necesarias para Vivir y Convivir con Tranquilidad. 

Taller # 4

¿Cómo aprehender a Vivir y Convivir con T ranquilidad?

Como individuos somos los primeros responsables de nuestra propia Salud Afectiva. Por eso resulta tan importante y crucial para llevar una Vida Tranquila, darse la oportunidad de comprehender nuestro Mundo Afectivo, que no es otra cosa que la base de la existencia humana. En este Taller mostraremos este mundo y las claves para movernos con agilidad y destreza en él.

Taller # 5

¿Cómo aprehender el Oficio del Emparejamiento Formativo para practicarlo en nuestra relación de pareja y enseñárselo a otras parejas?

El propósito de este Taller es preparar Parejas que Orienten y Formen a otras Parejas. Por experiencia propia, sabemos que este Oficio es recompensado con generosos Recursos Vitales -Afectivos (Fortalecimiento de la relación), Intelectuales (Comprehensión del juego del emparejamiento) y Materiales (Dinero)- que contribuyen con la construcción de una gratificante relación de pareja.

Taller # 6

¿Cómo aprehender el Oficio de la Crianza Formativa para practicarlo con nuestros hijos y enseñárselo a otros padres?

La crianza es un arte, quizá el mas bello y arduo arte de la existencia humana. Y como todo arte requiere comprehenderse, además de cultivar y desarrollar las habilidades necesarias para tener un optimo desempeño en la mejor tarea de la vida: la formación de nuestros propios hijos.

El propósito de este Taller es preparar a madres y padres cuya vocación sea el Oficio de la Crianza, para que orienten y formen a otros padres, y con ello puedan obtener Recursos Vitales Afectivos, Intelectuales y Materiales que les permitan dedicarse de lleno a este Oficio, y sobre todo a esta Causa de Formar mejores Seres Humanos.

Taller # 7

¿Cómo aprehender el Oficio de la Formación Afectiva a partir de la elección y construcción de una Personalidad Formativa?

Para Ser un Formador Afectivo el primer paso es elegir y construir una Personalidad Formativa. El propósito de este Taller es aprehender a construir este tipo de personalidad y con ello poder ejercer el Oficio de la Formación Afectiva, esto es, Orientar a las personas que tengan Conflictos Afectivos. Divulgar información sobre el Mundo Afectivo y Formar futuros Formadores Afectivos. Labores que generan Recursos Vitales; Afectivos (Mejores vínculos y experiencias afectivas), Intelectuales (Mayor comprehensión de la vida afectiva humana) y Materiales (Más y mejores ingresos económicos).

Estos Talleres los llevamos a cabo todos los sábados en la Biblioteca Virgilio Barco de Bogotá. 

Si necesitas más información nos puedes escribir al siguiente correo

formadoresafectivos@gmail.com

Categorías: ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA, LO QUE HACEMOS Y HAREMOS | Etiquetas: , , , , , , , , , | 3 comentarios

PEDAGOGÍA CONCEPTUAL: EL ENFOQUE PEDAGÓGICO DE LA ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA (Relato # 1)

El sábado 26 de enero de 2013 nació oficialmente nuestra Escuela-Taller de Formación Afectiva. La inauguramos con dos Aprehendices: Aura y Didier. Ese día les hicimos una presentación general de lo que sería su ruta de formación; lo que aprehenderíamos, para que nos serviría lo que aprehenderíamos y cómo podíamos obtener Recursos Vitales (Vínculos Afectivos, Conocimientos sobre el juego de la Vida y Dinero) practicando y enseñando lo que aprehenderíamos.

Hemos creado esta Escuela-Taller de Formación Afectiva con un objetivo: Multiplicarnos. Somos los primeros Formadores Afectivos y estamos listos para enseñar este Oficio. Un Oficio que solo puede ser ejercido en el marco de la Comunidad Formativa El Taller.

Como toda Escuela, adoptamos un enfoque pedagógico. En nuestro caso es la Pedagogía Conceptual. Y lo hacemos por tres razones: una afectiva, otra intelectual y una práctica. La razón afectiva es que amamos este modelo. Sentimos genuino aprecio por él. De hecho, hoy somos Formadores Afectivos porque hace ya más de cuatro años nos encontramos con Pedagogía Conceptual y eso significó un punto de quiebre en nuestras vidas. Desde entonces nos dedicamos a estudiar una derivación de Pedagogía Conceptual: la teoría de la afectividad humana planteada por Miguel De Zubiría, quien desde entonces se convirtió en nuestro Tutor.

Intelectualmente, adoptamos este enfoque pedagógico por su potencia teórica; porque nos ha enseñado a pensar, nos ha enseñado a aprehender y nos ha enseñado a enseñar. Esta es justamente la razón práctica o expresiva.

Como ahora nos disponemos a enseñar el Oficio de la Formación Afectiva, lo haremos lógicamente utilizando Pedagogía Conceptual.

En este texto entonces presentamos nuestra adaptación del Modelo del Hexágono: el método formativo de Pedagogía Conceptual.

De acuerdo con el Modelo del Hexágono, lo primero que se debe definir son los propósitos. La pregunta que busca responder es ¿qué seres humanos pretendo formar?

La Escuela-Taller de Formación Afectiva tiene como Propósito favorecer el desarrollo de la Autonomía Afectiva, Intelectual y Material de sus Aprehendices, Compañeros y Tutores, para que así podamos aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar.

En segundo lugar, el Modelo del Hexágono plantea las Enseñanzas. Es decir, el medio para alcanzar los fines. ¿Cómo podemos lograr que nuestros Aprehendices de Formación Afectiva conquisten su Autonomía?

La enseñanza central de nuestra Escuela-Taller de Formación Afectiva es el Sistema Afectivo Humano. Sistema que nosotros hemos teorizado bajo la denominación de Afectología. Los conceptos que integran esta teoría son los siguientes:

  • Habilidades Afectivas
  • Afectos
  • Escenarios de Interacción Vital
  • Personalidad
  • Recursos Vitales
  • Estrategia de Vida
  • Conflictos Afectivos
  • Necesidades Afectivas
  • Autonomía
  • Poder
  • Bien-Estar

El tercer elemento del Modelo del Hexágono es la Evaluación; ¿Cómo y en qué medida deben demostrar dominio los Aprehendices? La Formación Afectiva es una formación para la vida, por lo tanto, el criterio de Evaluación de nuestra Escuela-Taller es el desempeño que tengan los Aprehendices en cada uno de sus roles. Principalmente en su rol de pareja, de crianza y trabajo. Utilizaremos para ello las bitácoras.

El cuarto elemento es la Secuencia. El sistema educativo industrial se caracteriza por la ausencia de Formación Afectiva. Por ese motivo, en nuestra Escuela-Taller empezaremos desde el nivel más básico, es decir, desde las nociones afectivas, luego las proposiciones afectivas, después los conceptos afectivos, a continuación las precategorias afectivas y por ultimo las categorías afectivas.

El quinto elemento es la Didáctica. Las leyes del aprehendizaje humano exigen tres momentos: afectivo, cognitivo y praxico. Por tanto la secuencia de cómo enseñar cualquier competencia es invariable en Pedagogía Conceptual: arranca siempre por la fase afectiva, avanza hacia la fase cognitiva, y culmina siempre en la fase ejecutiva (tripleta querer-saber-hacer).[1]

En la Escuela-Taller, la fase afectiva, en primer lugar, la desarrollamos respondiendo al Por qué es importante la enseñanza que se va a abordar y en segundo lugar, la utilizamos para fortalecer el sentido de Comunidad. Es decir, reflexionamos sobre nuestra identidad como Formadores Afectivos. Esto es, sobre nuestros afectos, creencias y prácticas. La meta de esta fase afectiva es la cohesión. En la fase cognitiva presentamos el concepto, es decir el Qué. De esta manera vamos construyendo poco a poco, lo que nosotros llamamos la Estructura. Y en la fase expresiva, planteamos ejercicios que permitan aplicar el concepto (el Cómo) complementando esto con las bitácoras. En esta fase también buscamos reforzar el Significado de ser Formador Afectivo; de sí mismo, del otro y de los otros.

El sexto punto del Modelo del Hexágono son los Recursos Didácticos. Estos apoyan y facilitan en gran medida el proceso de enseñar-aprehender. Nosotros nos valemos en primer lugar de una herramienta de Pedagogía Conceptual: los Mentefactos. Y en segundo lugar del Arte y las escenas de la vida cotidiana.

Aquí empieza pues este viaje, con la firme Voluntad de que se trate de un viaje sin retorno.

Luz Adriana Tirado y Andrés Paz Pareja

Formadores Afectivos

Escuela-Taller de Formación Afectiva

Comunidad Formativa El Taller


[1] Miguel De Zubiría “ABC de Pedagogía Conceptual: los fines y el método de Pedagogía Conceptual” Bogotá, 2008.

Categorías: ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA | Etiquetas: , , , , , , | 4 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.