Publicaciones etiquetadas con: Luz Adriana Tirado Velandia

EL AUTOCONOCIMIENTO: LA MEJOR ESTRATEGIA PARA DESCUBRIR NUESTRO CAMINO (Relato # 19)

EL AUTOCONOCIMIENTO

 

“Conoce al enemigo y conócete a ti mismo, y podrás luchar en centenares de batallas sin miedo a la derrota.

Si ignoras tanto al enemigo como a ti mismo, puedes estar seguro de que perderás todas las batallas”

Sun Tzu

Después de la introducción a esta línea de reflexión a partir de las Bitácoras, doy comienzo formal con la primera de ellas. Me llama mucho la atención que sea como una especie de declaración premonitoria del viaje que íbamos a emprender Luz Adriana y yo.

Inauguré esas Bitácoras diciendo:

“La meta de una persona es encontrar su camino. La gran mayoría desconoce esto, otro tanto nunca lo encuentra.”

Leo esta frase una y otra vez y no puedo dejar de pensar que la forma de encontrar el camino propio es por medio del Autoconocimiento. Conocerse es un trabajo arduo. Requiere –como toda Habilidad Afectiva– Voluntad, herramientas y practica, mucha practica.

Conócete a Ti Mismo”. Recomendaba el antiguo Oráculo de Delfos. Al respecto me surgen varias inquietudes: ¿Qué implicaciones personales, familiares, comunitarias y sociales tendrá que la práctica del Autoconocimiento se convierta en parte de la cotidianidad? ¿Qué pasaría si en el Sistema Educativo se incluyera esta práctica como el núcleo de la formación humana? ¿Amenazaría esto el statu quo? ¿A quién le conviene y a quién no le conviene que las personas desde pequeñas aprehendamos a conocernos?

Conocerse va mas allá de tomar conciencia de cuáles son nuestras cualidades y nuestros defectos. Conocerse implica aprehender que somos seres biológicos, psicológicos y socioculturales. Es comprehender cómo nos configuran esas tres fuerzas.

Conocerse no es decir: “Yo soy fulano de tal, y hago esto o hago lo otro”. Conocerse es plantearse la eterna pregunta: ¿De dónde vengo? ¿Cuáles son mis orígenes como especie, como Tribu Familiar, como grupo social, como individuo? Conocerse no es solamente saber ¿Quién soy? Sino también, ¿Por qué soy como soy?

Y estas preguntas inevitablemente lo llevan a uno a preguntarse ¿Cuál es el sentido de mi existencia? Siento que esta pregunta en particular es como tocar la puerta del descubrimiento de nuestro propio camino en esta vida.

BudaSobre el Autoconocimiento hay mucha tela de donde cortar. Vista esta práctica desde la Formación Afectiva, es una buena manera de encontrarse consigo mismo. Esta reflexión que estás leyendo por ejemplo, es también un ejercicio de Autoconocimiento. Es para mí un ritual. De hecho, gracias al Autoconocimiento logré encontrar mi camino. Gracias al cultivo de esta Habilidad Afectiva, encontré el camino de la Formación Afectiva.

De modo que no basta con decir ¡Conócete!!! Hay que aprehender a hacerlo. ¿Y donde se puede aprehender? Bien, te ofrecemos un lugar:

Biblioteca Virgilio Barco todos los sábados a las 2pm. En este lugar y a esta hora tenemos nuestros Encuentros Afectivos. Un encuentro contigo mismo, con otros que estamos en la misma tónica y con la Comunidad. Reunirse con otras personas que están en la misma búsqueda es una poderosa forma de practicar el Autoconocimiento que como ya lo sabes, es la mejor estrategia para descubrir nuestro camino.

¿Te apetece?

Luz Adriana y Andrés

Formadores Afectivos

Comunidad Formativa El Taller

Categorías: AUTOCONOCIMIENTO, BITACORAS, HABILIDADES AFECTIVAS | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario
 
 

LAS BITACORAS DE UN FORMADOR AFECTIVO (Relato # 18)

Formadores Afectivos

Escribir es una de las labores básicas de un Formador Afectivo. Así como el jardinero cultiva su jardín, los Formadores Afectivos cultivamos nuestra mente. A través de la lectura sembramos ideas en nuestra conciencia, luego estas van creciendo y es justo por medio de la escritura como cosechamos esas ideas. De modo que la escritura es vital para el ejercicio de este Oficio. Mediante esta diaria labor, los Formadores Afectivos mostramos lo que somos, lo que sabemos y lo que hacemos.

Ahora pienso que para un Formador Afectivo, la escritura más que una labor es una necesidad vital. Es como alimentarnos. Si no escribimos diariamente nos sentimos hambrientos.

Centro de Orientación Juvenil Luis Amigó.

Rastreando mi propia biografía constato que la escritura es una de mis pasiones. Parece ser que desde muy pequeño he tenido la necesidad de dejar huella. De hecho, revisando entre mis archivos personales, es decir, haciéndole una arqueología a mi mente, me encuentro con un pequeño diario que alimenté en la época de mi estadía en uno de los internados de los Terciarios Capuchinos. Si, mis primero coqueteos con la escritura datan de octubre de 1993, cuando estaba viviendo en el Centro de Orientación Juvenil Luis Amigo. Tiempo después, pero ya en la Escuela de Trabajo la Linda, a los 15 años escribí mi primera autobiografía. Según ese relato, y quizá influenciado por los Terciarios, tenía la aspiración dizque de ser sacerdote. 5 años después, y ya viviendo en Bogotá, empecé una bitácora dando cuenta del nacimiento de mi primer sobrino, Dylan, quien hoy ya tiene 12 años.

Desde entonces las bitácoras me han acompañado. Con el tiempo vine a tomar conciencia de la importancia de esos ejercicios para cultivar el Autoconocimiento. Son vitales, nos permiten ver de dónde venimos, en donde estamos y para donde vamos.

De modo que un ejercicio que inicié en mi infancia, ahora en mi adultez cobra pleno sentido. Ya comprendo porque sentí la necesidad de alimentar una bitácora teniendo como referente el Oficio de la Formación Afectiva. Hoy, mientras redacto estas líneas, verifico que en los 5 años que llevamos dándole forma a este Oficio, hemos hecho conjuntamente con mi Luz más de cinco mil bitácoras. Así que estas vaquitas ya están clamando ser ordeñadas.

¿Qué quiere decir lo anterior?

Que con ese material narrativo vamos a elaborar relatos. Este texto entonces es la introducción a esta labor. Tarea que como todo agricultor, debemos llevar a cabo todos los días, al amanecer, inspirados por el canto de los gallos y el abrazo del frió matutino.

Las bitácoras son un registro vivo de la información que pasa por nuestra conciencia. Son como los fósiles de nuestra vida. La Formación Afectiva se alimenta de estas bitácoras. Cuanto me alegra que haya llegado este momento!!! Aunque hace un año lo había intuido, pero todavía no había madurado el concepto. 

De modo que estas invitado, hay una gran reserva y sentimos el imperioso deseo de compartir. Quizá esta sea una de las formas con las que diariamente te estaremos invitando a nuestro banquete central. Los ENCUENTROS AFECTIVOS son un espacio que como Comunidad Formativa hemos abierto para construir nuevos Vínculos Afectivos, aprehender sobre el Mundo Afectivo, ejercitar las Habilidades Afectivas necesarias para construir una mejor relación con nosotros mismos y con los demás, reflexionar, conversar, jugar, leer; en suma, alimentar nuestro cerebro, nuestra mente y nuestra conciencia, en pocas palabras: Construir Comunidad.

¿Te apetece?

Luz Adriana y Andrés

Formadores Afectivos

Comunidad Formativa El Taller

Categorías: BITACORAS | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios
 
 

HEMOS ESTADO PENSANDO EN TI (Relato # 15)

TE HEMOS ESTADO PENSANDO

Hemos estado pensando mucho en ti, sí en ti; tú que estás ahora aquí leyendo lo que escribimos para ti. Te escribimos porque creemos que podrías estar interesado(a) en conocer tu Mundo Afectivo.

Ese mundo que todos habitamos, pero poco conocemos; ese mundo que nos permite emocionarnos, motivarnos, desilusionarnos, alegrarnos, entristecernos, tranquilizarnos, angustiarnos; ese mundo que nos permite sentirnos y sentir a los demás; ese mundo que nos permite actuar de forma egoísta o altruista, de forma asertiva o agresiva y sumisa; ese mundo que nos permite competir o cooperar, odiar o amar; ese mundo que nos permite experimentar dicha o infelicidad con lo que somos; ese mundo que nos permite ser y hacer.

Pero antes de continuar permítenos presentarnos, nuestros nombres son Luz Adriana y Andrés. Somos pareja, padres y Formadores Afectivos; este es el oficio que desempeñamos por vocación, nos asiste la convicción de haber nacido para esto.

Somos co-equiperos en este viaje por la vida; Trabajamos Juntos día a día acuciosamente para mantener el equilibrio de nuestra relación, para formar a nuestros hijos y para contribuir con el crecimiento de nuestra Comunidad Formativa El Taller. Una Comunidad dedicada y comprometida con una Causa<<Erradicar la Pobreza Afectiva>> producida  por el Analfabetismo Afectivo. Esta Causa la desarrollamos a través de la Formación Afectiva. La Formación Afectiva permite enseñar y aprender el funcionamiento de nuestro Mundo Afectivo, la Comunidad Formativa El Taller posibilita la puesta en práctica de lo aprendido, es decir, el aprehendizaje.

Luego de esta somera presentación, queremos decirte que estamos muy interesados en ti,  en conocerte y en que nos conozcas, en  aportarle a tu vida  y en que le aportes a la nuestra. Te estarás preguntando y ¿Para qué me sirve exactamente la Formación Afectiva? ¿Para qué me sirve conocer el Mundo Afectivo?

Mira, la Formación Afectiva propicia una Forma de Vida que nos conecta con la vida. Nos conduce a un encuentro profundo con nosotros mismos; permitiéndonos saber con claridad para qué nacimos, de qué estamos hechos, de dónde venimos, en dónde estamos, hacia dónde vamos, qué queremos, qué podemos, qué somos, qué podemos llegar a ser.

Gracias a la Formación Afectiva es posible conocer detalladamente nuestro Mundo Afectivo y gracias al conocimiento de nuestro Mundo Afectivo, tenemos la posibilidad de consolidar una satisfactoria relación de pareja, de  obtener un óptimo desempeño en el Oficio de la Crianza. En otras palabras, de Construir la más grandiosa, compleja y desafiante Obra Vital que como seres humanos podemos concebir: la Creación de una Familia.

La Formación Afectiva nos permite aprehender a conocernos, valorarnos, administrarnos y así, adquirir gran destreza para hacer lo que nos apasiona, esto es, para trabajar y generar recursos a partir de nuestro Talento.

Todo esto lo afirmamos porque hemos experimentado cómo la Formación Afectiva posibilita la obtención del Afecto y la Práctica que más Equilibrio Vital nos proporciona a los seres humanos: Amor y Trabajo respectivamente.

Así es, la Formación Afectiva nos enseña a Amar y a Trabajar. Si aprehendemos a Amar y a Trabajar necesariamente viviremos con Bien-Estar.

Ahora bien, acorde con la Formación Afectiva el sentido de nuestra existencia es otorgado por la calidad de nuestros vínculos y por el desempeño que tengamos en  cada uno de ellos, es decir, por la capacidad que tengamos para mantenernos vinculados afectivamente. Desconocer el funcionamiento de nuestro Mundo Afectivo, reduce dramáticamente las posibilidades de construir satisfactorios vínculos de: pareja, familia, trabajo, amigos, grupos, sociedad, naturaleza, si mismo.

Para esto y por esto, hemos creado un espacio de aprendizaje, reflexión, agrupación, esparcimiento, comunidad y encuentro al que llamamos <<ENCUENTROS AFECTIVOS>>. Allí  podrás explorar y conocer tu Mundo Afectivo, aprender Habilidades Afectivas que te permitan conocerte mejor a ti mismo, conocer mejor a los demás, valorarte mejor a ti mismo, valorar mejor a los demás, administrar mejor tu Tiempo y tu Atención, gobernar mejor tus afectos, interactuar mejor contigo mismo, interactuar mejor con los demás, en suma, construir satisfactorios gratificantes vínculos.

¿Ahora comprendes por qué hemos estado pensando en ti? Sería magnífico poderte conocer personalmente; así juntos podremos aprender, construir, crear, hacer comunidad.

Entonces quedamos así; si tu Voluntad te lo permite te esperamos todos los sábados a las 2:00pm en la Biblioteca Virgilio Barco. Concédete la oportunidad de vivir esta experiencia, y si llevas a la práctica lo que allí aprenderás, lo más probable es que logres llevar una vida que tenga Pleno Sentido para ti  y los tuyos, o bien, podrás hallarle aun más Sentido a tu existencia.

Recibe un afectuoso saludo. Esperamos verte pronto.

Luz Adriana y Andrés 

Formadores Afectivos

Comunidad Formativa El Taller

Categorías: ENCUENTROS AFECTIVOS | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios
 
 

HE RECIBIDO EL LLAMADO DE LA VIDA (Relato # 11)

 ¿Qué significa servirle a la Vida?

El Oficio de la Formación Afectiva me ha permitido comprehender que la Vida está hecha de vínculos. Específicamente Vínculos Afectivos. ¿Y por qué afectivos? Porque estar vivos es sentir los afectos que me producen esos vínculos que forman parte de mi existencia; como presencia como ausencia, como fuente de Bien-Estar o de Mal-Estar.

Vínculos y afectos, esta es la materia prima de la Vida. Están estrechamente relacionados.

La ausencia de vínculos y la ausencia de afectos son sufrimiento y muerte. Es Mal-Estar y fin.

Los vínculos producen afectos y los afectos producen vínculos, o también los rompen.

Los vínculos y afectos están para servirle a la Vida, para hacerla mas agradable. Cuando esto deja de suceder, esos vínculos y esos afectos ya no sirven a la Vida sino a la muerte.

Todo lo anterior para poder entender que significa servirle a la Vida. Hoy 31 de marzo lo he comprehendido, he recibido el llamado de la Vida, nací y he vivido lo que he vivido para servirle a la Vida, para hacer que mi existencia se invierta en la construcción de una obra humana que produzca armonía; primero en mi propia conciencia y luego en la conciencia de mi entorno intimo, personal, interpersonal, grupal, social y humano.

Luz Adriana y AndrésHe recibido el llamado de la Vida para co-crear una Obra Familiar. Soy el afortunado compañero Vital de Luz Adriana Tirado Velandia, una maravillosa mujer que trajo dicha y gozo a mi existencia.

He recibido el llamado de la Vida porque puso en mi camino a una hermosa mujer que me eligió como su pareja. Porque aunque yo la “cacé”, ella me eligió.

098He recibido el llamado de  la Vida porque con mi pareja hemos fundado un clan familiar. Antes éramos Luz Adriana y Andrés, cada uno caminando por su lado. Después, un día nos encontramos y nunca más volvimos a separarnos. Tres años después de ese encuentro llegó a nuestras vidas Orianna, ahí ya éramos tres. Pero aun faltaba un personaje más de esta obra: Dante, el inquieto Dante se sumó al clan 2 años después de la llegada de Orianna. Este clan familiar nació siendo Granada Tirado y ahora es Tirado Paz. Se unió desde el principio a la Tribu Tirado Velandia, es decir, a Imelda y Silvino, Marleny y Patito, Sander y Damian.

TRIBU1He recibido el llamado de la Vida porque he sido adoptado por esta Tribu Familiar. Porque esta Tribu suplió lo que la Vida en mi infancia, adolescencia y temprana juventud me negó: una autentica Tribu Familiar, fuente de pleno Bien-Estar. Una Tribu que ha satisfecho con creces mis Necesidades Afectivas de Comunidad, Estructura y Significado Vital.

He recibido el llamado de la Vida porque con esta Tribu aprehendi a vivir en Familia. Aprehendí a liberarme de la tiranía de mis genes, el yugo de mis hábitos negativos y las cadenas de mis memes destructivos. Experimentar este delicioso sentido de Comunidad y el poder sobre mi propia vida que da tener una solida Estructura, es lo que le ha dado Significado a mi existencia.

He recibido el llamado por la Vida porque he descubierto mi Vocación.  La Formación Afectiva es un Oficio que la Vida ha puesto en mi camino para edificar con Luz Adriana una Comunidad Formativa. Hemos comprehendido que nuestra misión es Formar Formadores Afectivos para trabajar juntos por una Causa: la erradicación de la Pobreza Afectiva originada por el Analfabetismo Afectivo.

Esta es nuestra manera de aportarle a la sociedad y por lo tanto, de aceptar el llamado de la Vida. Creemos que el deterioro social de nuestro país tiene su origen en el deterioro familiar. Todas las crisis de una sociedad nacen y se solucionan en la familia. La crisis carcelaria, la violencia escolar, el narcotráfico, las adicciones, la prostitución, la delincuencia juvenil, el crimen organizado, las bandas criminales, los grupos armados, la corrupción política y la violencia intrafamiliar, son la evidencia palpable de nuestra Pobreza Afectiva como país.

Todos estos males tienen una solución. Para nosotros la Formación Afectiva actúa como cura y sobre todo como Vacuna.

Quienes miran el mundo con una lupa teológica sostienen que Dios les habla y yo les creo, porque yo experimento la misma sensación. Con la diferencia que yo no miro el mundo humano con la lupa teológica sino psicológica y  más específicamente, con una lupa afectiva. Con esta lupa no es Dios quien nos habla sino la Vida. Por eso es que digo que he recibido un llamado de la Vida. Las diferencias son de conciencia, pensamiento y lenguaje, pero la realidad es la misma, cambia el observador y sus herramientas, no la realidad.

Por eso es que mi lenguaje no es teológico sino psicológico. Mi pensamiento no es teológico, es psicológico. Mi conciencia no es teológica, es psicológica.

Por todo lo anterior puedo decir que he recibido el llamado de la Vida. Y lo acepto, porque esto es lo que significa servirle a la Vida.

Y lo acepto con fe en la Vida porque me asiste una convicción: quien le sirve a la Vida es recompensado por ésta.

Quien le sirve a la Vida, cosecha los frutos mas nutritivos que alimentan la existencia humana:

El Amor y el Trabajo.

Nada más se necesita para Vivir.

Nada más necesito.

Categorías: ANDRES PAZ PAREJA | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios
 
 

EL PAPA FRANCISCO Y LA FORMACIÓN AFECTIVA (Relato # 9)

 

Sin duda alguna, la noticia del momento en el mundo occidental es la elección de un nuevo Papa: latino y jesuita. Estas dos condiciones darían para hacer un análisis geopolítico de lo que esto significa, pero como el tema central de este blog no es la política sino la Formación Afectiva, me dispongo a compartir las reflexiones que este hecho histórico me suscitan.

Minutos previos a la divulgación de la noticia, estaba justamente conversando sobre Religión con mi querida suegra. Ella, que es una fervorosa practicante católica, no termina de estar de acuerdo con nuestra resistencia hacia el bautizo de nuestros hijos. Nosotros sostenemos que Orianna y Dante son libres de elegir la Religión que quieran practicar, por eso no nos atrevemos a matricularlos sin ser ellos conscientes de lo que este rito del bautizo significa. Justo en ese instante y de manera casi que providencial, salió humo blanco en el vaticano. De inmediato nuestra conversación tomó otro rumbo y hubo un momento en el que tomé conciencia de una realidad que me ha influenciado como individuo y que muy seguramente tiene que ver con el hecho de que me haya convertido en Formador Afectivo.

Resulta que conversando con mi suegra, constato que mi vida ha estado conectada a la Religión Católica. Yo provengo de una familia sumamente disfuncional, visto desde la Formación Afectiva, de una familia indiferente, no de otra forma podría explicarme el hecho de haber tenido que partir de casa cuando apenas tenía 12 años de edad, para entonces mi familia ya se había roto, y cualquier lugar era seguro, comparado con el entorno en que estaba creciendo; un barrio popular de Pereira donde mi futuro estaba cantado: la delincuencia.

Justo en ese momento aparece la iglesia católica en mi vida. Más específicamente, entra en escena la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos. Una orden cuyas raíces históricas se remontan al hombre cuyo nombre, ha tomado como propio el ahora Papa Francisco, los terciarios capuchinos descienden de los franciscanos.

En mi huida de ese inseguro entorno familiar y social, hice una fallida escala en Cali. Buscaba el apoyo de una rama de la Tribu Familiar que también resultó igual de indiferente. Motivo por el cual, a los 13 años recién cumplidos aterricé en una casa de los Terciarios Capuchinos en Bogotá, mas exactamente en Cajica: el Centro de Orientación Juvenil Luis Amigó. Desde el 18 de septiembre de 1993 hasta el 31 de diciembre de 2006, estuve protegido por la obra de esta organización. Es imposible desconocer esto. De hecho, entre mis profundos afectos se encuentra el aprecio hacia uno de sus representantes: el padre Arnoldo Acosta, quien estuvo presente en mi vida durante todo ese periodo. En otras palabras, estos curas y sus programas me educaron.

Lo anterior quiere decir que durante esos años de mi vida estuve expuesto a la influencia de las creencias, afectos y prácticas del catolicismo y que lógicamente, algo de ellos debió haber quedado en mi propia Forma de Vida, de hecho, la Formación Afectiva tiene algunas raíces allí y en su momento las pondré en evidencia. En conclusión, los Terciarios fueron mi familia, porque familia es quien te cuida, te protege, te corrige, te apoya, te anima. Eso hicieron estos religiosos católicos durante 13 años de mi existencia. Me ayudaron a salvarme de un destino cantado: la delincuencia y con ella, la miseria acompañada de la temprana muerte.

Como cosa curiosa, justo en el momento en el que termina mi relación formal con los Terciarios, aparece en mi existencia la mujer que me daría lo que la Vida en mi infancia, adolescencia y temprana juventud me negaría: una genuina familia.

A la luz de la Formación Afectiva, hoy puedo concluir que este encuentro con la Mincha es lo que me terminó de salvar definitivamente. Los Terciarios me educaron y con ello me liberaron de la delincuencia, y Luz Adriana con su Tribu Familiar (que ahora es también la mía  me formó (es mas, aun me siguen formando), este afortunado hecho me salvó de cargar con una existencia sin sentido, amargada e infeliz.

TRIBU1En el seno de esta Tribu Familiar he podido experimentar lo que se siente ser genuinamente querido, cuidado, valorado, apoyado. Paradójicamente, mucho me costó desprenderme del influjo de esos afectos negativos que arrastré desde mi niñez. Afectos que se anidan en el corazón de quien crece sin un hogar.

Pero hoy, mientras escribo estas líneas, siendo las 6:42 de la mañana, escuchando como llueve a cantaros en estas frias montañas de Soacha, confirmo que he sido un hombre afortunado. He podido experimentar en carne propia una de las creencias fundamentales de un Formador Afectivo: ¿qué salva y libera a una persona? La Familia. ¿Y dónde nace la Familia? En la Pareja.

Imelda y Silvino (mis suegros) conforman la Pareja que construyó esta Tribu Familiar que me ha formado, salvado y liberado. Esta es una de las razones principales que me llevaron a convertirme en Formador Afectivo y como cosa curiosa, Imelda y Silvino son coherentes practicantes del catolicismo. Yo he sido acogido por una Pareja cuyas creencias, afectos y practicas están influenciadas por el sistema católico.

Por esta razón resulta tan significativa para mí la elección de este nuevo Papa. Porque me hace reflexionar sobre lo que ha significado el catolicismo en mi vida, y más que eso, me pone a pensar en el mensaje central que transmite la institución católica.

Francisco llama a la evangelización, a la transmisión del mensaje de Jesús. Un mensaje muy sencillo que ha sido tergiversado y manipulado a lo largo de mas de dos mil años. Un mensaje que se ha quedado encorsetado en los intríngulis políticos de una paquidérmica institución  que ahora lidera el nuevo Papa Francisco.

Por mucho que la iglesia católica hable del Amor y de la importancia de la Familia para la salud de un individuo, la comunidad, la sociedad y la humanidad; su discurso –en estos tiempos de revoluciones en todos los sentidos- carece de un elemento clave para que el mensaje que transmiten cale en las conciencias de las personas: ni el Papa, ni los cardenales, ni los obispos, ni los sacerdotes rasos, encarnan íntegramente ese mensaje del Amor y la Familia como vehículos de salvación y liberación.

¿Por qué?

Porque el amor empático nace en la Pareja y es la Pareja la que puede estar en condiciones –si recibe la formación adecuada- para producir el Amor que alimentará a su familia y de ahí, producir el Amor que alimentará al resto de su Tribu Familiar, y de ahí a su Comunidad, a su sociedad, a los miembros de su especie humana.

No quiero en esta reflexión plantear consideraciones teológicas  solo me interesa dejarme claro a mi mismo y a quien hipotéticamente lea este texto, que la clave de la vida está en el Amor y la Familia y que una institución tan importante como la Iglesia Católica debería encarnar estas realidades humanas. Mientras se niegue a hacerlo, seguirá su camino hacia la extinción cultural.

Personalmente me interesa rescatar lo bueno que ha hecho esta institución. No me interesa caer en los extremos del fanatismo religioso fundamentalista, ni mucho menos en el extremo de la negación absoluta. Creo que como humanidad necesitamos modelos, pero sobre todo, necesitamos humanos que encarnen esos modelos, no solo que hablen de su importancia.

El Amor y la Familia, esto es lo que debemos encarnar y construir los Formadores Afectivos. Esto es lo que justamente me ha permitido comprehender la Formación Afectiva. Por eso la consideramos una Causa, una Forma de Vida, y si tú lo deseas, también puede ser la tuya.

  

 

Categorías: FORMACIÓN AFECTIVA APLICADA, FORMACIÓN AFECTIVA Y RELIGION | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario
 
 

¿TE GUSTARIA UNIRTE A LA CAUSA DE LA FORMACIÓN AFECTIVA? (Relato # 8)

 SISTEMA DE FORMACION AFECTIVA

Somos Luz Adriana Tirado Velandia y Andrés Paz Pareja, hace 7 años nuestros caminos se cruzaron para Trabajar Juntos en la construcción de nuestra relación de pareja, la crianza de nuestros hijos y la Causa de la Formación Afectiva.

TRIBU1Para llevar a cabo las dos primeras tareas hemos contado con el apoyo de nuestra Tribu Familiar; Imelda y Silvino (padres, abuelos y suegros), Patricia y Marleny (hermanas, cuñadas y tias), Sander y Damian (Sobrinos y primos). Ellos, nos han ayudado en la construcción de nuestra relación de pareja y en la crianza de Orianna y Dante. Gracias a este inmenso apoyo hemos podido concebir las Enseñanzas de la Formación Afectiva y con ellas, el Oficio del Formador Afectivo.

Las Enseñanzas, más el Oficio, nos están proporcionando los dos tesoros más grandes que un Ser Humano puede  a  lo largo de su existencia disfrutar: Amor y Trabajo.

Si te unes a la Causa de la Formación Afectiva, Amor y Trabajo es lo que obtendrás.

Con Amor y Trabajo te ayudarás a ti mismo, evolucionaras como Ser Humano.

Con Amor y Trabajo le ayudaras a tu Pareja, crecerán los dos.

Con Amor y Trabajo le ayudaras a tu Tribu Familiar, crearas una sana atmósfera afectiva.

Con Amor y Trabajo le ayudaras a tu Comunidad, llevarás Bien-Estar a tu entorno social.

Con Amor y Trabajo le ayudaras a tu Sociedad, aportarás en la construcción de Instituciones Formativas.

Con Amor y Trabajo le ayudaras a la Humanidad, pues encarnaras Modelos Formativos que en cualquier parte del mundo podrán imitar.

Si te unes a la Causa de la Formación Afectiva cosecharás Amor y Trabajo porque:

1. Comprehenderás tu Vida Afectiva. Aprehenderas a Sentir, Pensar y Actuar de una forma que te puede ayudar a que el Amor y el Trabajo siempre estén presentes.

2. Desarrollaras las Habilidades Afectivas necesarias para iniciar, profundizar y desconflictuar los Vínculos Afectivos que son tu fuente de Amor y Trabajo.

3. Aprehenderás a interactuar en cada uno de los Escenarios de tu vida, y por lo tanto, establecerás vínculos más sanos.

4. Aprehenderás a construir una solida personalidad que te hará sentir orgulloso de ti mismo y por lo tanto, incrementará tu Amor propio. En otras palabras, tendrás una solida Autoestima.

5. Aprehenderás a desarrollar una Estrategia de Vida que te permita acceder a los Recursos Vitales necesarios con los cuales satisfacer equilibradamente tus Necesidades Afectivas.

6. Aprehenderás a prevenir y resolver mas eficazmente tus Conflictos Afectivos.

7. Aprehenderás a evitar que los mal-estares propios de la existencia se te vuelvan crónicos y por tanto, fuentes de sufrimiento.

8. Aprehenderás a construir tu Autonomía Afectiva, Intelectual y Material.

9. Tendrás el Poder sobre tu propia existencia. Una recompensa que solo le es conferida a quienes se conocen, valoran, administran y gobiernan a si mismos.

Con todos estos aprehendizajes podrás cosechar el fruto del Bien-Estar. Esto es, Amor y Trabajo equilibradamente.

Si te has identificado con esta propuesta que te estamos haciendo, entonces a lo mejor te estés preguntando… ¿Y que necesito hacer para unirme a la Causa de la Formación Afectiva?

Bien, para unirte a esta Causa solo necesitas tres cosas:

  1. Voluntad (Querer)
  2. Conocimiento (Saber)
  3. Practica (Saber-Hacer)

La Voluntad esta en ti. Es la fuerza de tu determinación. Como dice Lou Morinoff, tu serás lo que disponga tu Voluntad.

El Conocimiento está en las Enseñanzas de la Formación Afectiva. Estas las puedes empezar a adquirir todos los sábados a las 2pm en la biblioteca Virgilio Barco.

Y la Practica está en la Comunidad Formativa El Taller. El paso previo para ingresar a la Comunidad, unirte a la Causa y trabajar como Formador Afectivo, está en la Escuela-Taller de Formadores Afectivos. En ella comprehenderas porque la Formación Afectiva es una Forma de Vida integral que tiene la bondad de no separar la Vida del Trabajo, porque nuestro trabajo es la vida misma. Las sesiones de la Escuela-Taller son todos los sábados a las 9:00 am en la biblioteca Virgilio Barco.

Si requieres mas información nos puedes escribir al correo formadoresafectivos@gmail.com. También puedes unirte a nuestro grupo en Facebook.

También podrás seguir pendiente del blog, suscribirte y recibir todos los relatos donde te mostraremos los beneficios de esta Forma de Vida.

Categorías: CAUSA, CONVOCATORIAS | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios
 
 

SISTEMA DE FORMACIÓN AFECTIVA PARA APREHENDER A VIVIR Y CONVIVIR CON BIEN-ESTAR (Relato # 6)

SISTEMA DE FORMACION AFECTIVA 

La Formación Afectiva nos permite Aprehender a Vivir y Convivir con Bien-estar. Esta no es solo una tesis que se puede demostrar con sólidos argumentos teóricos, la fuerza de su validez se sustenta sobre todo en hechos vitales. En una palabra: en la práctica.

Los argumentos teóricos para demostrar que la Formación Afectiva nos permite Aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar, provienen de fértiles campos que el ser humano ha cultivado desde que empezó a tomar conciencia de sí mismo y a dejar huella de su existencia, de su capacidad de reflexión. La arqueología de la mente, por ejemplo, nos ha arrojado muchas pistas al respecto.[1]

Pero la arqueología de la mente es apenas una parcela de ese inmenso terreno científico, que junto con la biología, la psicología, la sociología, la antropología y la sociobiologia, nos aporta argumentos profundos para comprehender y demostrar la validez de nuestra convicción.

Por fortuna, no solo en el terreno científico encontramos respuestas, también hay otros terrenos más antiguos, pero no por ello menos profundos e incluso reveladores: la filosofía, el arte, la religión, la mitología, la política, la economía, la geometría, la pedagogía, la tecnología, y sobre todo la ética.

De todos estos terrenos, ardua y pacientemente trabajados por la especie humana, se pueden cosechar valiosos y nutritivos frutos para alimentar un Sistema de Formación Afectiva que nos permita Aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar.

Sin embargo, no basta con los argumentos teóricos,  ¿qué nos ganamos con construir una bella teoría si no somos capaces de vivirla, de encarnarla? Un Sistema de de Formación Afectiva para Aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar, también se alimenta de la Practica, con los hechos reflejados en nuestra propia vida. Estos quizá, sean los argumentos mas poderosos para comprobar que la Formación Afectiva cumple con su propósito.

No obstante la fuerza de los hechos, creemos que teoría y práctica van de la mano, se alimentan mutuamente. De hecho, pensamos que la teoría son las herramientas y la practica son los terrenos donde se utilizaran esas herramientas. En este caso, la Formación Afectiva es la herramienta para Aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar en cada uno de los terrenos de la existencia humana.

Así las cosas, a continuación te presentamos –querido explorador- las enseñanzas de la Formación Afectiva; acto seguido te presentamos los terrenos en los que podrás utilizar estas herramientas y por ultimo, la forma como se deben utilizar estas herramientas, es decir, la actitud que debemos asumir para obtener los frutos de Aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar.

Las siguientes son las Enseñanzas de la Formación Afectiva:

  1. Afectos, Pensamientos y Acciones
  2. Habilidades Afectivas
  3. Escenarios de Interacción Vital
  4. Personalidad
  5. Estrategia de Vida
  6. Necesidades Afectivas
  7. Recursos Vitales
  8. Conflictos Afectivos
  9. Mal-Estar Afectivo
  10. Autonomía
  11. Poder
  12. Bien-Estar.

Como te has dado cuenta, apenas las hemos mencionado, poco a poco las iremos Encarnando (describiéndote como vivimos cada una de estas enseñanzas en nuestra propia existencia). Mostrando (relatándote a través de historias, cuentos, fabulas, cartas, poemas y metáforas cada una de estas enseñanzas). Explicando (Argumentándote por medio de artículos y ensayos cada una de las nociones, proposiciones, conceptos y teorías que integran estas enseñanzas). Y Aplicando (Interpretándote a la luz de estas enseñanzas los hechos más impactantes y relevantes de nuestra cotidianidad social). También estaremos Convocando a todos aquellos que se quieran unir a esta Causa de la Formación Afectiva. 

Terrenos Vitales

  1. La Vida Personal
  2. La Vida de Pareja
  3. La Vida Familiar (con la Familia de origen y la neofamilia)
  4. La Vida de Trabajo
  5. La Vida en Sociedad
  6. La Vida Grupal
  7. La Vida de Amigos
  8. La Vida con la Naturaleza

Para poder Aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar en cada uno de estos Terrenos Vitales, es importante cultivar una actitud formativa en cada uno de ellos.

En la Vida Personal se debe cultivar una Personalidad Formativa.

En la Vida Familiar se debe practicar una Crianza Formativa y tener un trato formativo con cada uno de los miembros de la Tribu Familiar.

En la Vida de Trabajo se debe practicar un Trabajo Formativo.

En la Vida Grupal debemos integrarnos a un Grupo Formativo para cultivar amistades formativas.

Y como ciudadanos le debemos apostar a la construcción de una Sociedad Formativa.

Como has podido percatarte, este es un Sistema Teórico-Practico. Nosotros, como Formadores Afectivos que somos, ya lo estamos viviendo; sintiendo, aprehendiendo y practicando. Ahora queremos compartirlo porque somos conscientes que lo que sabemos no nos pertenece. Por eso en este espacio te encontraras sin restricción alguna todas las enseñanzas de Formación Afectiva que vamos produciendo los Formadores Afectivos de la Comunidad Formativa El Taller. Y si las quieres aprehender en vivo y en directo, nos podrás encontrar todos los sábados a las 2pm en la Biblioteca Virgilio Barco.

Este es nuestro punto de partida. La Formación Afectiva es nuestra Causa y puede ser la tuya si así lo deseas. Estamos plenamente confiados que la Formación Afectiva contribuye con la construcción de mejores personalidades, mejores relaciones de pareja, mejores familias, mejores trabajadores, mejores ciudadanos, mejores grupos, y sobre todo, mejores sociedades.

Así lo creemos y así lo vivimos.

Luz Adriana Tirado Velandia y Andrés Paz Pareja

Formadores Afectivos

Comunidad Formativa El Taller


[1] Recomendamos la lectura del libro de Steven Mithen “Arqueologia de la mente” y de Miguel De Zubiria “Cómo funciona la mente: más alla de la psicología cognitiva”

Categorías: ENSEÑANZAS FORMACIÓN AFECTIVA, LO QUE SABEMOS Y APREHENDEREMOS, SISTEMA DE FORMACIÓN AFECTIVA | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 5 comentarios
 
 

TALLER: CRIANZA FORMATIVA (Relato # 5)

098

Proponemos una Re-Evolución Formativa que empiece en la Crianza, pero no, con cualquier tipo de Crianza, proponemos una CRIANZA FORMATIVA.

Esta Re-Evolución Formativa a partir de la CRIANZA FORMATIVA tiene tres propósitos:

1. Formar el Afecto
2. Formar el Intelecto
3. Formar el Talento

Formar el Afecto significa que las niñas y los niños de esta generación aprehendan a Sentir, y así, puedan CREAR en su adultez la mayor Obra Vital de la existencia humana: Una Tribu Familiar.

Formar el Intelecto significa que las niñas y los niños de esta generación aprehendan a Pensar, y así, puedan CONSTRUIR la Autonomía Intelectual necesaria, que les permita estar vacunados frente a la influencia de ideas y creencias destructivas.

Formar el Talento significa que las niñas y los niños de esta generación tengan la posibilidad en su adultez, de trabajar en lo que les gusta; no en lo que les toca, y así, puedan CONSTRUIR su Autonomía Material.

Creemos firmemente que los responsables de esta Re-Evolución Formativa, somos las madres y padres conscientes de la importancia que tiene para el futuro de nuestros hijos, practicar una CRIANZA FORMATIVA.

Pero también somos muy conscientes que para llevar a cabo esta fascinante y desafiante tarea, debemos tener una férrea Voluntad, prepararnos y Construir Comunidad para intercambiar experiencias, crear cohesión y ampliar los alcances de esta CAUSA que también puede ser tu CAUSA, si así lo deseas.

¿Te gustaría ser parte de esta CAUSA?

Si tu respuesta es afirmativa, entonces a continuación te mostraremos los pasos que debes dar para sumarte formalmente a esta CAUSA:

1. Invita a este grupo a las personas que consideras podrían beneficiarse con esta CAUSA.

2. Asiste a los Talleres de Crianza Formativa que se llevan a cabo en la Biblioteca Virgilio Barco, todos los sábados a las 2:00 pm.

3. Puedes unirte a nuestra Comunidad de Formadores Afectivos, Formarte y enseñarle a otras madres y padres todo lo relacionado con la CRIANZA FORMATIVA. Esto te permitirá obtener Recursos Afectivos representados en constructivos vínculos; Recursos Intelectuales representados en conocimientos relevantes sobre la Crianza Formativa; Recursos Materiales representados en ingresos económicos.

Si te interesa obtener mayor información, nos puedes escribir al correo formadoresafectivos@gmail.com

Luz Adriana Tirado y Andrés Paz
Formadores Afectivos
Comunidad Formativa El Taller

Categorías: CRIANZA FORMATIVA | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios
 
 

HEMOS ELEGIDO UNA PERSONALIDAD FORMATIVA (Relato # 2)

Luz Adriana y Andrés

A pesar de los determinismos biológicos, psicológicos y socioculturales, hemos aprehendido que aun queda un margen para la libre elección. Estudiando nuestra propia vida, identificamos que desde muy pequeños nos resistimos intuitivamente a los determinismos, a los caminos señalados, a los senderos densamente transitados.

Por eso hoy, cuando nuestra existencia nos marca 30 y 32 años en el calendario, siendo conscientes de las personalidades que hemos heredado y aprendido; queremos mediante este escrito ejercer un acto de soberanía sobre nuestras propias vidas. Hemos elegido una Personalidad Formativa.

Somos muy conscientes que de este tipo de personalidad se deriva un modo de actuar especifico e incluso una nueva identidad. Por este motivo, ya estamos en capacidad de empezar a definir lo que Somos y lo que Seremos.

El primer elemento de lo que Somos son nuestros Roles. El segundo nuestros Afectos, y el tercero nuestras Creencias.

Cada uno de los roles que nos plantea esta personalidad que hemos elegido tiene un Afecto constituyente, mas específicamente una Actitud, una Actitud Formativa. Quiere esto decir, que frente a cada uno de sus roles, una Personalidad Formativa asume una Actitud Formativa. La creencia fundamental que sostiene esta postura, es que asumir una Actitud Formativa, es una poderosa Estrategia de Vida para llegar a Ser unos Seres Humanos que actúen predominantemente basados en Principios; que tengan una comprehensión sistemica de Si Mismos y de la Vida; y sobre todo, que sean genuinamente Altruistas. Esto es justamente lo que Seremos, pero para lograrlo hemos comprehendido que debemos establecer unos Proyectos Vitales, unos medios para alcanzar esos fines.

Los Proyectos Vitales están directamente relacionados con los Roles. El primero de ellos es la construcción de un Yo Formativo a partir de nuestra propia biología como hembra y macho humanos; nuestra dimensión psicológica femenina y masculina; y de la construcción sociocultural que encarnamos y proponemos, es decir; una Mujer Formativa y un Hombre Formativo.

Con un Yo Formativo de base, nuestro segundo Proyecto Vital es el Emparejamiento Formativo. La creencia que sostiene este proyecto es que como Pareja, debemos Trabajar Juntos en la satisfacción de nuestras Necesidades Afectivas: biológicas (Sexo y Comunidad), psicológicas (Compañía y Estructura) y socioculturales (Apoyo y Significado).

Creemos que donde hay una Pareja sana habrá una Familia sana, y donde hay una Familia sana habrá una sociedad sana. Por eso nuestro tercer Proyecto Vital es practicar una Crianza Formativa. Como individuos, como Pareja, como Madre y Padre, somos conscientes que la formación de nuestros hijos (Orianna y Dante) está bajo nuestra entera responsabilidad. Por tal motivo, aspiramos a hacer de ellos unos Seres Humanos afectivamente desarrollados, intelectualmente autónomos y expresivamente talentosos.

El cuarto Proyecto Vital es el Trabajo Formativo. Creemos que hay dos tipos de trabajo: el que se hace por Vocación y el que se lleva a cabo por obligación. El primero es para Fluir, el segundo para subsistir. La Formación Afectiva es nuestro trabajo, pero mas que eso es nuestro Oficio, incluso, nuestra Identidad, nuestra Vocación. Nacimos para ser Formadores Afectivos.

De nuestro Oficio como Formadores Afectivos se desprende una inevitable responsabilidad: el Liderazgo Formativo. Este es nuestro quinto Proyecto Vital. Construir una Comunidad Formativa integrada por Formadores Afectivos. Mujeres y Hombres que construyendo una Personalidad Formativa, practicando un Emparejamiento Formativo, una Crianza Formativa, un Trabajo Formativo y liderando una Comunidad Formativa, contribuiremos con la construcción de una Cultura Formativa. Una nueva cultura alimentada por unos nuevos Actores Sociales. Ciudadanos Formativos que comprehendemos la importancia y pertinencia de la Formación Afectiva para aprehender a vivir y convivir con Tranquilidad en un mundo globalizado y multicultural. Un  mundo en el que se requiere mucha sapiencia para evitar caer en los extremos políticos  religiosos, tribales, nacionalistas, sexistas, económicos  educativos, consumistas y guerreristas que están a la orden del día en la época que nos ha tocado existir.

De Ghandi aprehendimos que debemos ser el cambio que deseamos ver en el mundo. Somos Luz Adriana Tirado Velandia y Andrés Paz Pareja y hemos elegido encarnar una Personalidad Formativa para vivir, morir y trascender en una Sociedad Formativa. Una sociedad en la que sean una bella realidad Instituciones Formativas como las Escuela-Taller de Formación Afectiva, los Templos Formativos de Parejas, los Talleres de Formación Humana, las Casa-Taller de Formación Humana, y las Empresas Altruistas.

Categorías: LO QUE SOMOS Y SEREMOS | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 17 comentarios

PEDAGOGÍA CONCEPTUAL: EL ENFOQUE PEDAGÓGICO DE LA ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA (Relato # 1)

El sábado 26 de enero de 2013 nació oficialmente nuestra Escuela-Taller de Formación Afectiva. La inauguramos con dos Aprehendices: Aura y Didier. Ese día les hicimos una presentación general de lo que sería su ruta de formación; lo que aprehenderíamos, para que nos serviría lo que aprehenderíamos y cómo podíamos obtener Recursos Vitales (Vínculos Afectivos, Conocimientos sobre el juego de la Vida y Dinero) practicando y enseñando lo que aprehenderíamos.

Hemos creado esta Escuela-Taller de Formación Afectiva con un objetivo: Multiplicarnos. Somos los primeros Formadores Afectivos y estamos listos para enseñar este Oficio. Un Oficio que solo puede ser ejercido en el marco de la Comunidad Formativa El Taller.

Como toda Escuela, adoptamos un enfoque pedagógico. En nuestro caso es la Pedagogía Conceptual. Y lo hacemos por tres razones: una afectiva, otra intelectual y una práctica. La razón afectiva es que amamos este modelo. Sentimos genuino aprecio por él. De hecho, hoy somos Formadores Afectivos porque hace ya más de cuatro años nos encontramos con Pedagogía Conceptual y eso significó un punto de quiebre en nuestras vidas. Desde entonces nos dedicamos a estudiar una derivación de Pedagogía Conceptual: la teoría de la afectividad humana planteada por Miguel De Zubiría, quien desde entonces se convirtió en nuestro Tutor.

Intelectualmente, adoptamos este enfoque pedagógico por su potencia teórica; porque nos ha enseñado a pensar, nos ha enseñado a aprehender y nos ha enseñado a enseñar. Esta es justamente la razón práctica o expresiva.

Como ahora nos disponemos a enseñar el Oficio de la Formación Afectiva, lo haremos lógicamente utilizando Pedagogía Conceptual.

En este texto entonces presentamos nuestra adaptación del Modelo del Hexágono: el método formativo de Pedagogía Conceptual.

De acuerdo con el Modelo del Hexágono, lo primero que se debe definir son los propósitos. La pregunta que busca responder es ¿qué seres humanos pretendo formar?

La Escuela-Taller de Formación Afectiva tiene como Propósito favorecer el desarrollo de la Autonomía Afectiva, Intelectual y Material de sus Aprehendices, Compañeros y Tutores, para que así podamos aprehender a Vivir y Convivir con Bien-Estar.

En segundo lugar, el Modelo del Hexágono plantea las Enseñanzas. Es decir, el medio para alcanzar los fines. ¿Cómo podemos lograr que nuestros Aprehendices de Formación Afectiva conquisten su Autonomía?

La enseñanza central de nuestra Escuela-Taller de Formación Afectiva es el Sistema Afectivo Humano. Sistema que nosotros hemos teorizado bajo la denominación de Afectología. Los conceptos que integran esta teoría son los siguientes:

  • Habilidades Afectivas
  • Afectos
  • Escenarios de Interacción Vital
  • Personalidad
  • Recursos Vitales
  • Estrategia de Vida
  • Conflictos Afectivos
  • Necesidades Afectivas
  • Autonomía
  • Poder
  • Bien-Estar

El tercer elemento del Modelo del Hexágono es la Evaluación; ¿Cómo y en qué medida deben demostrar dominio los Aprehendices? La Formación Afectiva es una formación para la vida, por lo tanto, el criterio de Evaluación de nuestra Escuela-Taller es el desempeño que tengan los Aprehendices en cada uno de sus roles. Principalmente en su rol de pareja, de crianza y trabajo. Utilizaremos para ello las bitácoras.

El cuarto elemento es la Secuencia. El sistema educativo industrial se caracteriza por la ausencia de Formación Afectiva. Por ese motivo, en nuestra Escuela-Taller empezaremos desde el nivel más básico, es decir, desde las nociones afectivas, luego las proposiciones afectivas, después los conceptos afectivos, a continuación las precategorias afectivas y por ultimo las categorías afectivas.

El quinto elemento es la Didáctica. Las leyes del aprehendizaje humano exigen tres momentos: afectivo, cognitivo y praxico. Por tanto la secuencia de cómo enseñar cualquier competencia es invariable en Pedagogía Conceptual: arranca siempre por la fase afectiva, avanza hacia la fase cognitiva, y culmina siempre en la fase ejecutiva (tripleta querer-saber-hacer).[1]

En la Escuela-Taller, la fase afectiva, en primer lugar, la desarrollamos respondiendo al Por qué es importante la enseñanza que se va a abordar y en segundo lugar, la utilizamos para fortalecer el sentido de Comunidad. Es decir, reflexionamos sobre nuestra identidad como Formadores Afectivos. Esto es, sobre nuestros afectos, creencias y prácticas. La meta de esta fase afectiva es la cohesión. En la fase cognitiva presentamos el concepto, es decir el Qué. De esta manera vamos construyendo poco a poco, lo que nosotros llamamos la Estructura. Y en la fase expresiva, planteamos ejercicios que permitan aplicar el concepto (el Cómo) complementando esto con las bitácoras. En esta fase también buscamos reforzar el Significado de ser Formador Afectivo; de sí mismo, del otro y de los otros.

El sexto punto del Modelo del Hexágono son los Recursos Didácticos. Estos apoyan y facilitan en gran medida el proceso de enseñar-aprehender. Nosotros nos valemos en primer lugar de una herramienta de Pedagogía Conceptual: los Mentefactos. Y en segundo lugar del Arte y las escenas de la vida cotidiana.

Aquí empieza pues este viaje, con la firme Voluntad de que se trate de un viaje sin retorno.

Luz Adriana Tirado y Andrés Paz Pareja

Formadores Afectivos

Escuela-Taller de Formación Afectiva

Comunidad Formativa El Taller


[1] Miguel De Zubiría “ABC de Pedagogía Conceptual: los fines y el método de Pedagogía Conceptual” Bogotá, 2008.

Categorías: ESCUELA-TALLER DE FORMACIÓN AFECTIVA | Etiquetas: , , , , , , | 4 comentarios

Blog de WordPress.com.