Publicaciones etiquetadas con: Pobreza Afectiva

 
 

HEMOS ESTADO PENSANDO EN TI (Relato # 15)

TE HEMOS ESTADO PENSANDO

Hemos estado pensando mucho en ti, sí en ti; tú que estás ahora aquí leyendo lo que escribimos para ti. Te escribimos porque creemos que podrías estar interesado(a) en conocer tu Mundo Afectivo.

Ese mundo que todos habitamos, pero poco conocemos; ese mundo que nos permite emocionarnos, motivarnos, desilusionarnos, alegrarnos, entristecernos, tranquilizarnos, angustiarnos; ese mundo que nos permite sentirnos y sentir a los demás; ese mundo que nos permite actuar de forma egoísta o altruista, de forma asertiva o agresiva y sumisa; ese mundo que nos permite competir o cooperar, odiar o amar; ese mundo que nos permite experimentar dicha o infelicidad con lo que somos; ese mundo que nos permite ser y hacer.

Pero antes de continuar permítenos presentarnos, nuestros nombres son Luz Adriana y Andrés. Somos pareja, padres y Formadores Afectivos; este es el oficio que desempeñamos por vocación, nos asiste la convicción de haber nacido para esto.

Somos co-equiperos en este viaje por la vida; Trabajamos Juntos día a día acuciosamente para mantener el equilibrio de nuestra relación, para formar a nuestros hijos y para contribuir con el crecimiento de nuestra Comunidad Formativa El Taller. Una Comunidad dedicada y comprometida con una Causa<<Erradicar la Pobreza Afectiva>> producida  por el Analfabetismo Afectivo. Esta Causa la desarrollamos a través de la Formación Afectiva. La Formación Afectiva permite enseñar y aprender el funcionamiento de nuestro Mundo Afectivo, la Comunidad Formativa El Taller posibilita la puesta en práctica de lo aprendido, es decir, el aprehendizaje.

Luego de esta somera presentación, queremos decirte que estamos muy interesados en ti,  en conocerte y en que nos conozcas, en  aportarle a tu vida  y en que le aportes a la nuestra. Te estarás preguntando y ¿Para qué me sirve exactamente la Formación Afectiva? ¿Para qué me sirve conocer el Mundo Afectivo?

Mira, la Formación Afectiva propicia una Forma de Vida que nos conecta con la vida. Nos conduce a un encuentro profundo con nosotros mismos; permitiéndonos saber con claridad para qué nacimos, de qué estamos hechos, de dónde venimos, en dónde estamos, hacia dónde vamos, qué queremos, qué podemos, qué somos, qué podemos llegar a ser.

Gracias a la Formación Afectiva es posible conocer detalladamente nuestro Mundo Afectivo y gracias al conocimiento de nuestro Mundo Afectivo, tenemos la posibilidad de consolidar una satisfactoria relación de pareja, de  obtener un óptimo desempeño en el Oficio de la Crianza. En otras palabras, de Construir la más grandiosa, compleja y desafiante Obra Vital que como seres humanos podemos concebir: la Creación de una Familia.

La Formación Afectiva nos permite aprehender a conocernos, valorarnos, administrarnos y así, adquirir gran destreza para hacer lo que nos apasiona, esto es, para trabajar y generar recursos a partir de nuestro Talento.

Todo esto lo afirmamos porque hemos experimentado cómo la Formación Afectiva posibilita la obtención del Afecto y la Práctica que más Equilibrio Vital nos proporciona a los seres humanos: Amor y Trabajo respectivamente.

Así es, la Formación Afectiva nos enseña a Amar y a Trabajar. Si aprehendemos a Amar y a Trabajar necesariamente viviremos con Bien-Estar.

Ahora bien, acorde con la Formación Afectiva el sentido de nuestra existencia es otorgado por la calidad de nuestros vínculos y por el desempeño que tengamos en  cada uno de ellos, es decir, por la capacidad que tengamos para mantenernos vinculados afectivamente. Desconocer el funcionamiento de nuestro Mundo Afectivo, reduce dramáticamente las posibilidades de construir satisfactorios vínculos de: pareja, familia, trabajo, amigos, grupos, sociedad, naturaleza, si mismo.

Para esto y por esto, hemos creado un espacio de aprendizaje, reflexión, agrupación, esparcimiento, comunidad y encuentro al que llamamos <<ENCUENTROS AFECTIVOS>>. Allí  podrás explorar y conocer tu Mundo Afectivo, aprender Habilidades Afectivas que te permitan conocerte mejor a ti mismo, conocer mejor a los demás, valorarte mejor a ti mismo, valorar mejor a los demás, administrar mejor tu Tiempo y tu Atención, gobernar mejor tus afectos, interactuar mejor contigo mismo, interactuar mejor con los demás, en suma, construir satisfactorios gratificantes vínculos.

¿Ahora comprendes por qué hemos estado pensando en ti? Sería magnífico poderte conocer personalmente; así juntos podremos aprender, construir, crear, hacer comunidad.

Entonces quedamos así; si tu Voluntad te lo permite te esperamos todos los sábados a las 2:00pm en la Biblioteca Virgilio Barco. Concédete la oportunidad de vivir esta experiencia, y si llevas a la práctica lo que allí aprenderás, lo más probable es que logres llevar una vida que tenga Pleno Sentido para ti  y los tuyos, o bien, podrás hallarle aun más Sentido a tu existencia.

Recibe un afectuoso saludo. Esperamos verte pronto.

Luz Adriana y Andrés 

Formadores Afectivos

Comunidad Formativa El Taller

Categorías: ENCUENTROS AFECTIVOS | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios
 
 

LOS ENCUENTROS AFECTIVOS: UN ESPACIO PARA APREHENDER A SOLUCIONAR CONFLICTOS AFECTIVOS (Relato # 12)

126

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, la mayor parte del tiempo estamos resolviendo problemas, o al menos intentando darle solución. Cuando somos hábiles para resolver problemas experimentamos una gran satisfacción, sin embargo, hay ciertos problemas que no atendidos a tiempo, tienen el potencial de salirse de las manos, agravarse y convertirse en verdaderos dolores de cabeza, en auténticos Conflictos Afectivos.

Yo por ejemplo pierdo la tranquilidad cuando tengo algún conflicto con mi Luz. Si algo está fallando en nuestra relación no puedo concentrarme en otra cosa. Mi mente se centra en encontrar la solución, que como siempre, es una solución construida entre los dos. No negamos el conflicto, ni lo solucionamos arbitrariamente, si algo nos está inquietando nos sentamos y lo conversamos.

Pero esto no siempre ha sido así. En el tiempo que llevamos juntos hemos ido aprehendiendo a conciliar nuestras diferencias, de forma cada vez mas pacifica. No quiere esto decir que no se presenten momentos de efervescencia y calor. Sin embargo, si algo hemos aprehendido desde que estamos inmersos en la exploración del Mundo Afectivo y por ende en el ejercicio del Oficio de la Formación Afectiva, es justamente a encontrar soluciones. Siempre hay una solución, o mejor, siempre se puede construir una solución.

La materia prima con la cual se construye esa solución a un Conflicto Afectivo es muy clara: Voluntad, Conocimiento y Práctica.

La Voluntad es clave porque con altas dosis de ella, ablandamos nuestro corazón, un corazón que en no pocas ocasiones es endurecido por el orgullo, la soberbia, el autoengaño, la presunción ciega de quien se cree poseedor absoluto de la razón, de quien se cree ingenuamente con el derecho de imponer una solución.

Cuando el corazón esta blandito está más dispuesto a aprehender y con ello, apropiarse del segundo ingrediente para construir una solución a un conflicto: el Conocimiento, en este caso, el conocimiento sobre las Habilidades Afectivas necesarias para solucionar y prevenir Conflictos Afectivos.

Pero… a la Voluntad y al Conocimiento hay que sumarle la necesaria Práctica. Sin Práctica no hay aprehendizaje, y sin aprehendizaje no hay transformación de nuestra realidad.

Cuando no aprehendemos a solucionar nuestros Conflictos Afectivos corremos el riesgo de quedar atrapados en dolorosos círculos viciosos, tan intensos y sobre todo tan abrumadores, que llegamos a sentirnos sin fuerza para enfrentarlos. Por tal razón, en la mayoría de los casos se apela a un poder sobrenatural para que nos saque del lio existencial en el que nos hemos metido.

Gracias a la Formación Afectiva he podido comprehender que por acción u omisión es uno mismo el que se mete en un conflicto, por lo tanto, también es un mismo el que debe dar el primer paso para empezar a solucionarlo.

Así las cosas, lo primero que debemos reconocer es que para solucionar nuestros Conflictos Afectivos, necesitamos del otro y de los otros, en pocas palabras, necesitamos de la Comunidad. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla, en la Comunidad está el conocimiento, y sobre todo porque en la Comunidad es posible la práctica.

La Práctica constante con otros individuos que están en la misma tónica es lo que va configurando la Estructura, es la que hace que se vaya consolidando el aprehendizaje.

Todo lo anterior para comunicarte una noticia: como Formadores Afectivos hemos comprehendido que una solución estructural e integral para hacerle frente a los conflictos afectivos de la existencia, es experimentar un genuino Sentido de Comunidad que nos brinde Estructura y nos ayude a comprehender el Significado de esos conflictos, sus orígenes y soluciones.

Por tal razón, hemos creado el que consideramos el espacio central de la Comunidad Formativa El Taller, por fin y después de tanto dar vueltas, han nacido los ENCUENTROS AFECTIVOS.

El ENCUENTRO AFECTIVO, como su nombre lo indica, es una espacio de encuentro semanal con el que pretendemos suministrar esa necesaria dosis de Comunidad, de encuentro consigo mismo, con el otro y con un grupo interesado en construir Vínculos Afectivos que sean fuente de afectos positivos, nutritivos y enriquecedores.

Además de la Comunidad, en estos ENCUENTROS AFECTIVOS ofrecemos la dosis de Estructura representada en este caso en las enseñanzas de las Habilidades Afectivas necesarias para solucionar conflictos y construir Vínculos Afectivos sanos.

La Comunidad, es decir, la interacción constante con sanos vínculos afectivos, mas la Estructura, es decir el aprehendizaje de Habilidades Afectivas, son las bases del Significado o Sentido que ofrecemos en la Comunidad Formativa El Taller.

El Significado entonces es nuestra Forma de Vida, es lo que le da sentido a nuestra existencia. Es la Formación Afectiva Intrapersonal (de nosotros mismos) Interpersonal (de nuestros vínculos afectivos mas cercanos) y Sociogrupal (de aquellas personas que formamos en el marco de la Comunidad Formativa El Taller)

Comunidad, Estructura y Significado son las Necesidades Afectivas por excelencia de nosotros los seres humanos. Los Formadores Afectivos hemos comprehendido que la insatisfacción de estas necesidades o la satisfacción a medias, es la que da origen al surgimiento de dolorosos y crónicos Conflictos Afectivos, ya sea consigo mismo, con la pareja o con la familia.

Comunidad, Estructura y Significado, este es el remedio que ofrecemos los Formadores Afectivos en la Comunidad Formativa El Taller.

Así las cosas, este es el remedio que empezaremos a suministrar en los ENCUENTROS AFECTIVOS que llevaremos a cabo todos los sábados  a las 2pm en la biblioteca Virgilio Barco a partir del sábado 13 de abril.

Será un encuentro en el que escucharemos historias de vida, testimonios, haremos lecturas, aprehenderemos sobre las Habilidades Afectivas, jugaremos, haremos ejercicios de reflexión, estimularemos nuestros sentidos, compartiremos en Comunidad un pequeño y nutritivo alimento para nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra conciencia.

Una nota final

En este proceso de descubrimiento de nuestra identidad y nuestra vocación, durante mucho tiempo creímos que nuestra Causa era la Formación Afectiva, pero nos hemos dado cuenta que realmente este Oficio es un medio para un fin. Nuestra verdadera Causa es combatir la Pobreza Afectiva, que tiene su origen en el analfabetismo afectivo, cuyas raíces más profundas están en la ausencia de la Formación en el Sistema Educativo y en la crisis de las instituciones formativas por excelencia: la comunidad, la familia extensa y la familia nuclear.[1]

[1] Miguel De Zubiria “Formar, no solo educar”. ABC de Pedagogia Conceptual.

Categorías: ENCUENTROS AFECTIVOS | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios
 
 

HE RECIBIDO EL LLAMADO DE LA VIDA (Relato # 11)

 ¿Qué significa servirle a la Vida?

El Oficio de la Formación Afectiva me ha permitido comprehender que la Vida está hecha de vínculos. Específicamente Vínculos Afectivos. ¿Y por qué afectivos? Porque estar vivos es sentir los afectos que me producen esos vínculos que forman parte de mi existencia; como presencia como ausencia, como fuente de Bien-Estar o de Mal-Estar.

Vínculos y afectos, esta es la materia prima de la Vida. Están estrechamente relacionados.

La ausencia de vínculos y la ausencia de afectos son sufrimiento y muerte. Es Mal-Estar y fin.

Los vínculos producen afectos y los afectos producen vínculos, o también los rompen.

Los vínculos y afectos están para servirle a la Vida, para hacerla mas agradable. Cuando esto deja de suceder, esos vínculos y esos afectos ya no sirven a la Vida sino a la muerte.

Todo lo anterior para poder entender que significa servirle a la Vida. Hoy 31 de marzo lo he comprehendido, he recibido el llamado de la Vida, nací y he vivido lo que he vivido para servirle a la Vida, para hacer que mi existencia se invierta en la construcción de una obra humana que produzca armonía; primero en mi propia conciencia y luego en la conciencia de mi entorno intimo, personal, interpersonal, grupal, social y humano.

Luz Adriana y AndrésHe recibido el llamado de la Vida para co-crear una Obra Familiar. Soy el afortunado compañero Vital de Luz Adriana Tirado Velandia, una maravillosa mujer que trajo dicha y gozo a mi existencia.

He recibido el llamado de la Vida porque puso en mi camino a una hermosa mujer que me eligió como su pareja. Porque aunque yo la “cacé”, ella me eligió.

098He recibido el llamado de  la Vida porque con mi pareja hemos fundado un clan familiar. Antes éramos Luz Adriana y Andrés, cada uno caminando por su lado. Después, un día nos encontramos y nunca más volvimos a separarnos. Tres años después de ese encuentro llegó a nuestras vidas Orianna, ahí ya éramos tres. Pero aun faltaba un personaje más de esta obra: Dante, el inquieto Dante se sumó al clan 2 años después de la llegada de Orianna. Este clan familiar nació siendo Granada Tirado y ahora es Tirado Paz. Se unió desde el principio a la Tribu Tirado Velandia, es decir, a Imelda y Silvino, Marleny y Patito, Sander y Damian.

TRIBU1He recibido el llamado de la Vida porque he sido adoptado por esta Tribu Familiar. Porque esta Tribu suplió lo que la Vida en mi infancia, adolescencia y temprana juventud me negó: una autentica Tribu Familiar, fuente de pleno Bien-Estar. Una Tribu que ha satisfecho con creces mis Necesidades Afectivas de Comunidad, Estructura y Significado Vital.

He recibido el llamado de la Vida porque con esta Tribu aprehendi a vivir en Familia. Aprehendí a liberarme de la tiranía de mis genes, el yugo de mis hábitos negativos y las cadenas de mis memes destructivos. Experimentar este delicioso sentido de Comunidad y el poder sobre mi propia vida que da tener una solida Estructura, es lo que le ha dado Significado a mi existencia.

He recibido el llamado por la Vida porque he descubierto mi Vocación.  La Formación Afectiva es un Oficio que la Vida ha puesto en mi camino para edificar con Luz Adriana una Comunidad Formativa. Hemos comprehendido que nuestra misión es Formar Formadores Afectivos para trabajar juntos por una Causa: la erradicación de la Pobreza Afectiva originada por el Analfabetismo Afectivo.

Esta es nuestra manera de aportarle a la sociedad y por lo tanto, de aceptar el llamado de la Vida. Creemos que el deterioro social de nuestro país tiene su origen en el deterioro familiar. Todas las crisis de una sociedad nacen y se solucionan en la familia. La crisis carcelaria, la violencia escolar, el narcotráfico, las adicciones, la prostitución, la delincuencia juvenil, el crimen organizado, las bandas criminales, los grupos armados, la corrupción política y la violencia intrafamiliar, son la evidencia palpable de nuestra Pobreza Afectiva como país.

Todos estos males tienen una solución. Para nosotros la Formación Afectiva actúa como cura y sobre todo como Vacuna.

Quienes miran el mundo con una lupa teológica sostienen que Dios les habla y yo les creo, porque yo experimento la misma sensación. Con la diferencia que yo no miro el mundo humano con la lupa teológica sino psicológica y  más específicamente, con una lupa afectiva. Con esta lupa no es Dios quien nos habla sino la Vida. Por eso es que digo que he recibido un llamado de la Vida. Las diferencias son de conciencia, pensamiento y lenguaje, pero la realidad es la misma, cambia el observador y sus herramientas, no la realidad.

Por eso es que mi lenguaje no es teológico sino psicológico. Mi pensamiento no es teológico, es psicológico. Mi conciencia no es teológica, es psicológica.

Por todo lo anterior puedo decir que he recibido el llamado de la Vida. Y lo acepto, porque esto es lo que significa servirle a la Vida.

Y lo acepto con fe en la Vida porque me asiste una convicción: quien le sirve a la Vida es recompensado por ésta.

Quien le sirve a la Vida, cosecha los frutos mas nutritivos que alimentan la existencia humana:

El Amor y el Trabajo.

Nada más se necesita para Vivir.

Nada más necesito.

Categorías: ANDRES PAZ PAREJA | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.